avatar_default

Enlace Judío – El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu confirmó hoy que ofreció al líder de Yamina, Naftali Bennett asumir el cargo de premier durante el primer año de un nuevo gobierno, informó la emisora pública Kan.

“Los miembros de Yamina asumirán cargos importantes tanto en el gobierno como en la Knéset. Y si Dios no lo quiera, no conformamos un nuevo gobierno, aunque en mi opinión lo lograremos, formaremos una alianza, en la que cada partido mantenga su identidad y fuerza”, escribió Netanyahu en su página de Facebook.

“No le pedí a Netanyahu el cargo de primer ministro, sino un gobierno, y él no lo tiene”, respondió Bennett durante una reunión de su partido.

“El obstáculo para la formación de un gobierno de derecha no es Yamina. No se trata de ofrecernos algo más, ya le dije a Netanyahu que tiene nuestros votos”, agregó.

Bennett arremetió contra Hatzionut Hadatit y su líder, Bezalel Smotrich: “Quemó los puentes hacia un gobierno de derecha. Quiero guardar el honor del primer ministro, pero en esta ronda electoral creó un partido satélite y ahora no puede controlarlo. Debería enviar esos mensajes emotivos a Smotrich”, concluyó.

De acuerdo al reporte, Netanyahu, Bennett y sus respectivos equipos de negociación, se reunieron la semana pasada para discutir los detalles de una posible rotación entre ambos líderes. Durante el fin de semana, continuaron los contactos con el objetivo de impedir que el presidente de Yesh Atid, Yair Lapid reciba el mandato para conformar un gobierno tras Netanyahu.

El primer ministro habría aceptado apoyar a Bennett a cambio de una serie de medidas que podrían ayudarlo a poner fin a su actual juicio por corrupción, informó el sitio de noticias Walla.

Según el informe citado por The Times of Israel, Netanyahu ofreció ceder el cargo de primer ministro en un acuerdo de rotación, si el líder de Yamina se compromete a dar al Likud el control del Ministerio de Justicia y aprobar una ley que anularía las decisiones de la Corte Suprema.

En teoría, ambas medidas podrían ayudar a Netanyahu en sus esfuerzos por anular los cargos de soborno, fraude y abuso de confianza en su contra y poner fin a su juicio. Al obtener el control del Ministerio de Justicia, Netanyahu podría nombrar a un nuevo fiscal general al finalizar el mandato de Avijai Mandelblit en los próximos meses. Además, la ley de anulación de la Corte Suprema podría permitirle aprobar leyes para no juzgar a un primer ministro.

En el pasado, Netanyahu se ha negado a descartar la posibilidad de una legislación que le proporcione inmunidad frente a los cargos en su contra, incluso después de que haya comenzado su juicio penal.

Bennett se ha pronunciado a favor de una reforma de la Corte Suprema, pero se opone a una legislación personal y retroactiva.

Tanto el Likud como Yamina negaron el informe de Walla. “No existe tal propuesta ni tiene importancia para Yamina mientras Netanyahu no obtenga la mayoría necesaria para formar un gobierno de derecha”, dijo el partido en un comunicado.

El líder de Yamina ha dicho que respaldará un gobierno de derecha encabezado por Netanyahu si este consigue la mayoría de votos, pero en caso contrario trabajará por un gobierno de unidad sin el actual mandatario.

Aún con el apoyo de Yamina, Netanyahu aún tendría que conseguir la colaboración de Hatzionut Hadatit de extrema derecha y el partido islamista Ra’am.

Mientras tanto, a petición de fuentes de la Oficina del Primer Ministro, el rabino Tau, líder espiritual de Noam, la facción de extrema derecha que forma parte de Hatzionut Hadatit, publicó una carta de apoyo a Netanyahu para la formación de un gobierno minoritario de derecha con el respaldo externo de Ra’am, informó la emisora pública Kan.

Según fuentes cercanas a Netanyahu, se espera que otros rabinos se unan a la iniciativa, que tiene como objetivo servir como un fallo halájico para evitar que el líder de Hatzionut Hadatit, Bezalel Smotrich, se niegue a formar un gobierno minoritario con el apoyo de Ra’am.

Sin embargo, Hatzionut Hadatit dijo en un comunicado que “no hay ni habrá un cambio en la posición del partido y no apoyará el respaldo de partidarios del terrorismo que niegan la existencia de Israel como Estado judío”.

En respuesta al ataque terrorista en el que tres estudiantes de yeshivá resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, en una parada de autobús en Judea y Samaria, el líder de Ra’am, Mansour Abbas, dijo que “se opone rotundamente a cualquier daño a inocentes”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí