avatar_default

Enlace Judío – El presidente de Israel, Reuven Rivlin, otorgó este miércoles el mandato para conformar una coalición de gobierno a Yair Lapid, líder del partido Yesh Atid. Ahora, el político israelí opositor al primer ministro Benjamín Netanyahu tendrá 28 días para intentar cumplir con la tarea.

Durante el discurso que ofreció al momento de anunciar su decisión, Rivlin aseguró que luego de las pláticas que sostuvo con los partidos políticos en esta jornada, “Yair Lapid tiene la posibilidad de establecer un gobierno que gane la confianza de la Knéset, aunque con muchas dificultades”.

Rivlin aseguró que no optar por esta opción y enviar directamente el mandato a la Knéset, como se lo permite la ley y como se lo obliga cuando dos legisladores fallen consecutivamente en establecer un gobierno, no habría sido lo adecuado en este momento.

“Ciudadanos de Israel, desde hace mucho tiempo nos encontramos en una embrollo, por no decir una crisis política”, lamentó el presidente. “Pero estas dificultades no deben de socavar nuestra confianza en la justicia de nuestro camino y capacidad para seguir construyendo aquí la soberanía del pueblo de Israel“.

“Hice todo lo que estaba a mi alcance para salvaguardar la confianza del público, incluso en tiempos de tormenta”, expresó Rivlin, haciendo referencia a que se trataba de la última campaña electoral que vivirá como presidente del país.

Previo a la decisión de Rivlin, el presidente sostuvo este miércoles conversaciones con los partidos para preparar su decisión sobre a quién otorgar de nuevo el mandato, de acuerdo con The Times of Israel.

El partido Tikvá Jadashá, de Gideon Sa’ar, decidió recomendar a Lapid para el mandato, luego de que en la primera ronda evitara una postura de respaldo a figura alguna. A esta decisión se sumaron el propio Yesh Atid, Kajol Laván, Avodá, Meretz e Yisrael Beitenu.

Lapid consiguió con ello un respaldo total de 56 legisladores de la Knéset para recibir el mandato de manos del presidente, aún corto de los 61 legisladores mínimos que garantizan un gobierno mayoritario en Israel.

El bloque de partidos que apoyó a Netanyahu en la ronda anterior de consultas, el Likud, Yahadut Hatorá, Shas y Hatzionut Hadatit, le dijo a Rivlin que no recomendarían a nadie y le instaron a que entregara el mandato a la Knéset.

Ra’am tampoco recomendó un candidato, pero le dijo a Rivlin que negociaría “de manera positiva” con quien tenga la tarea y que podría sumar el apoyo de sus 4 diputados si se cumplen sus demandas.

La alianza árabe Lista Conjunta le dijo a Rivlin que el legislador Sami Abou Shehadeh, el jefe del partido nacionalista Balad, no recomendaría a nadie, mientras que los otros 5 legisladores del partido respaldaron a Lapid.

La alianza de 3 partidos árabes predominantemente israelíes dijo en una carta a Rivlin que entre respaldar a Lapid, el jefe de Yamina, Naftali Bennett, o recomendar que el mandato para formar un gobierno fuera a la Knéset, “prefiere encomendar el mandato al legislador Yair Lapid“.

Sin embargo, la carta agregó: “La Lista Conjunta enfatiza que no apoya a un gobierno liderado por el legislador Naftali Bennett y continuará teniendo contactos con el legislador Yair Lapid“.

Al salir de su reunión con Rivlin, Lapid dijo a los periodistas: “Haremos todo lo posible para formar un gobierno de unidad israelí”.

Al entrar en su propia reunión con Rivlin, Bennett dijo: “Con la ayuda de Dios, formaremos un buen gobierno para la nación de Israel“. Al igual que Lapid, durante su reunión con Rivlin, Bennett reiteró su solicitud anterior para recibir el mandato.

Netanyahu devolvió formalmente el mandato a Rivlin unos minutos antes de que expirara el plazo el martes cerca de la medianoche, lo que dejó al presidente con 3 días para decidir a quién otorgárselo.

En un comunicado, el Likud culpó a Bennett de bloquear la ruta de Netanyahu hacia la mayoría.

“Debido a la negativa de Bennett a comprometerse con un gobierno de derecha, una medida que definitivamente habría llevado al establecimiento de un gobierno con la incorporación de legisladores adicionales, el primer ministro Benjamín Netanyahu devolvió el mandato al presidente”, dijo el partido Likud en un comunicado.

Netanyahu, quien se ha desempeñado como primer ministro durante un récord de 12 años consecutivos, después de un mandato de 3 años entre 1996 y 2009, tuvo la primera oportunidad de construir un gobierno después de las estancadas elecciones del 23 de marzo, las cuartas elecciones de Israel en dos años.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí