avatar_default

Enlace Judío – El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, visitó este jueves una batería de la Cúpula de Hierro que ha enfrentado cohetes desde Gaza y la ciudad de Lod, epicentro de los violentos disturbios de grupúsculos de árabes y judíos que se han vivido a lo largo de esta semana.

“Tomará más tiempo, pero con mucha firmeza, tanto a la defensiva como a la defensiva, lograremos nuestro objetivo: restaurar la paz en el Estado de Israel“, expresó el mandatario durante su visita a la batería de la Cúpula de Hierro.

El mandatario felicitó a los operadores militares de la Cúpula de Hierro por el “extraordinario trabajo” que han hecho en la defensa de Israel y dijo: “Es imposible llegar [a hacer intercepciones] al 100%, pero casi se acercan a ello, y todos se lo agradecemos”.

“Las operaciones de defensa de las baterías de la Cúpula de Hierro nos dan espacio para atacar y las FDI han atacado cientos de objetivos, pronto superaremos el millar. Continuaremos atacando a Hamás mientras protegemos a nuestros ciudadanos”, agregó.

Según las FDI, más de 1500 cohetes han sido disparados por terroristas desde Gaza hacia el territorio de Israel en lo que va de la escalada, y 350 han terminado por impactar dentro del territorio gazatí. La Cúpula de Hierro ha interceptado a cientos de cohetes.

Las agresiones terroristas desde Gaza han dejado 7 muertos en Israel, entre los que se encuentran mujeres, un niño, árabes israelíes, un soldado y una extranjera.

En respuesta, las FDI han continuado este jueves con los ataques aéreos en contra de sitios militares de Hamás y otros grupos terroristas en la Franja de Gaza como parte de la Operación Guardián de los Muros.

El Ministerio de Salud de la Franja de Gaza ha informado que hasta el momento se han confirmado 87 muertos, entre los que se encuentran 18 menores de edad y 8 mujeres, además de 530 heridos, como resultado de esta confrontación.

En tanto, durante su posterior visita a Lod, Netanyahu reafirmó que el objetivo de su gobierno es restaurar la calma y devolver la seguridad a todos los ciudadanos del país de cara a los brotes de violencia árabes y judíos que han surgido en días recientes.

Durante su visita a Lod el mandatario estuvo acompañado del ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana, y el jefe de la Policía de Israel, Kobi Shabtai. La ciudad será sometida hoy también a un toque de queda nocturno por segundo día consecutivo.

El mandatario no descartó la posibilidad de utilizar a soldados de las FDI para que se agreguen a las labores de mantenimiento del orden citando ejemplos de otros países, “incluso [Yitzhak] Rabin usó esto en el pasado”, indicó.

“El objetivo es prevenir este tipo de disturbios. En la medida necesaria, el comisionado de la Policía tiene el permiso para utilizar a las tropas de las FDI”, precisó. “La paz y la seguridad deben restaurarse para los ciudadanos de Israel”.

Ante lo que calificó de “rumores” sobre posibles investigaciones derivadas de actuaciones que pudieran ejercer las fuerzas de seguridad para sofocar los disturbios, Netanyahu los instó a que no tengan miedo y prometió todo el respaldo para defenderlos.

Según Ynet, el ministro de Defensa, Benny Gantz, y el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel, Aviv Kohavi, se oponen a la idea de emplear a soldados para las labores de seguridad.

El mandatario también no descartó, en vista de la situación delictiva que han implicado los disturbios, el uso de las detenciones administrativas en contra de alborotadores.

La medida, usada generalmente por Israel en contra de terroristas palestinos, implica un encarcelamiento indeterminado sin proceso penal previo ni juicio derivado de la sospecha de la peligrosidad del sospechoso que es arrestado.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí