avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Si bien el judaísmo acepta que en la época mesiánica todas las naciones, Israel como pueblo judío, destruirán sus armas y se unirán en paz. También reconoce que hasta que no llegue esa época hay momentos en la historia judía que la guerra es necesaria. En dichos casos, la halajá ve a la guerra como una necesidad y la participación en ella es una obligación. Sin embargo, incluso en esos casos la Torá y el Talmud imponen reglas y valores fijos que no deben ser olvidados. Los siguientes son valores y reglas de guerra que deben ser recordados:

1) La guerra es una necesidad, los soldados no pueden incurrir en actos de vandalismo, brutalidad o indecoro. Incluso está mal visto que el ejército obtenga ganancias de las guerras libradas, bajo la cuestión monetaria se debe recuperar únicamente los gastos ocupados en la guerra.

2) La santidad del campamento debe ser mantenida en todo momento. La Torá reconoce que las guerras tienden a ser eventos en la vida de los hombres que los arrastran al reino de la inmoralidad. El dolor de la guerra la ambigüedad ética de la misma tiende a generar un ambiente en donde el hombre se permite cometer acciones que bajo circunstancias normales jamás lo haría. Para prevenir esto la Torá tiene reglas que obligan a los soldados a recordar la santidad de la vida humana, el cuerpo humano y su propia persona. Entre ellas habían reglas que obligaban a los soldados a darle la misma santidad al campamento militar que se le daba al Templo o al Tabernáculo.

3) Por las mismas razones mencionadas en el punto anterior los soldados también tenían reglas de recato que debían cumplir, incluso en medio de una batalla en cuanto al comportamiento, la vestimenta, la acción de comer y el despojo de desechos.

4) La Torá toma en consideración la importancia de las emociones en el campo de batalla. Estaba prohibido ir a la batalla temiendo al enemigo y antes de cada batalla los sacerdotes infundían ánimos a los soldados recordándoles poner su fe en D-os.

5) La Torá divide entre dos tipos distintos de guerras: obligatorias y discrecionales. Las obligatorias son aquellas en que Israel está siendo atacado por el enemigo, las discrecionales son guerras preventivas, debían ser exigidas por un rey y votadas por Sanedrín antes de que pudieran unirse las filas.

6) En guerras discrecionales el valor de la procreación tiene mayor importancia que la guerra. Aquel que ha construido una casa y no la ha dedicado; que ha plantado un viñedo y no ha disfrutado de su fruto (el fruto sólo puede tomarse después del cuarto año); el que se ha comprometido con una mujer pero aún no se ha casado con ella y el que es muy dado al miedo estaban exentos de ir a la guerra, aunque debían contribuir con bienes o trabajo.

7) Se valoraba enormemente la paz, Israel tenía la obligación intentar llegar a un acuerdo de paz antes de empezar cualquier guerra.

8) A menos que hubiera una necesidad táctica estaba prohibido talar árboles, en caso de que fuera necesario primero debían talarse los árboles que no dan fruto.

Art relacionado a reglas de guerra

avatar_default

Séfora es una mujer adulta con corazón de niña, cree fuertemente en que el único sentido del hombre es ético y como tal tiene una misión en la vida. Quiere recuperar una tradición perdida y agradece a Dios todos los días haber nacido como mujer. Le gustaría llegar a ser excelente ama de casa un día. Recuerda que la raíz de su nombre es hebrea (Tzipora) y quiere decir pájaro, símbolo de la libertad; para ella, el bien más preciado. Ve en el judaísmo una fuente de vida muy valiosa y se acerca a rabinos, escritores y personajes judíos para interpretar su mundo. Busca traducir palabras bellas para que más personas puedan encontrase en este mar.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

  1. Shalom a todos desde Monterrey NL Mexico,
    en verdad espero que Hashem este con todo el pueblo amado de Israel son sus Hijos sus Primogenitos y mucha gente entre ellos yo, estamos orando por la paz de Israel. En verdad, quisiera ayudar pero no se como, no conozco a nadie de la comunidad judia pero si me gustaria mucho ayudar en especies no se lo que haga falta.
    La paz sea con ustedes.
    Mayte Cerrillo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí