Enlace Judío – En una dramática decisión este jueves, el líder del partido Yamina, Naftali Bennett, descartó la opción de formar un gobierno con el jefe de Yesh Atid, Yair Lapid, para reemplazar al primer ministro Benjamín Netanyahu, citando los disturbios y el caos que se ha generado en Israel de mano de grupúsculos judíos y árabes.

Hasta que estalló el conflicto con Gaza esta semana y se produjo la posterior violencia al interior de Israel, Bennett había estado en etapas avanzadas de conformar un gobierno junto con Lapid, con el apoyo exterior del partido islamista Ra’am.

Bennett explicó en conversaciones privadas este dúa que creía que un gobierno dependiente del partido árabe no podría enfrentar los desafíos que por el momento tiene Israel por delante, de acuerdo con The Times of Israel.

“Cuando hay una ola de pogromos de árabes en todo el país, y cuando Fuerzas de Defensa de Israel deben estar involucradas, este es un evento que cambia la realidad”, dijo, según una fuente citada por medios israelíes. “El cambio de gobierno que se está formando no podrá lidiar con eso”.

Dijo que la situación de seguridad era la máxima prioridad y que estaba trabajando para formar un “gobierno amplio de unidad nacional”.

Una fuente política le dijo a The Times of Israel, bajo condición de anonimato, que Bennett ha renovado sus negociaciones con el Likud debido a la situación de emergencia, y los equipos de ambas partes se volvieron a reunir tras ello.

El Canal 12 israelí reportó que Bennett había llegado a un acuerdo con Netanyahu y Abbas de que tanto Yamina como Ra’am apoyarían la iniciativa del primer ministro de celebrar elecciones directas extraordinarias para primer ministro, que Netanyahu ha estado buscando como una forma de romper el estancamiento político y cimentar su poder.

Como parte del acuerdo, Bennett y su número dos, Ayelet Shaked obtendrían lugares reservados en la lista electoral del partido Likud de Netanyahu y se convertirían en ministros de Defensa y Asuntos Exteriores.

Todavía no está claro qué tipo de coalición esperaría formar Netanyahu, a menos que pueda convencer a otros partidos, como Tikvá Jadashá, de que se unan a él.

Tikvá Jadashá se ha comprometido antes y desde las últimas elecciones a no hacerlo, pero podría estar bajo una renovada presión para revertir su posición debido a la crisis que Israel enfrenta.

En reacción a la noticia, Lapid, quien actualmente tiene la tarea de formar un gobierno y tiene hasta el 2 de junio para hacerlo, prometió continuar con sus esfuerzos para intentar echar adelante una nuevas administración que dé fin a la era Netanyahu.

“Bennett está equivocado, seguiré volcando cada piedra para formar un gobierno”, dijo Lapid en una conferencia de prensa. “El cambio no se hace cuando es conveniente, se hace cuando el camino es el correcto. Seguiré trabajando para formar un gobierno y, si es necesario, iremos a más elecciones y ganaremos”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈