domingo 16 de junio de 2024

Una vez más, los judíos europeos se preparan para ataques antisemitas

(JTA) – A medida que aumenta el recuento de cadáveres en las hostilidades entre israelíes y palestinos, también crecen los temores de que los judíos europeos sean el blanco de un fenómeno que muchos en el continente llaman “la importancia del conflicto”.

CNAAN LIPHSHIZ

Es lo que sucedió cuando Hamas e Israel intercambiaron ataques en 2014, desencadenando la peor ola de violencia antisemita en Europa desde el Holocausto en términos de prevalencia y alcance.

Ese verano, decenas de hombres, la mayoría de origen musulmán y algunos de ellos provenientes de una gran manifestación pro palestina, sitiaron una sinagoga abarrotada en París. Durante largos minutos, hombres judíos mantuvieron a raya a la multitud mientras los atacantes les lanzaban objetos pesados, incluidos muebles de un café cercano.

Se incendiaron una docena de sinagogas, la mayoría de ellas en Francia. Y en el suburbio parisino de Sarcelles, los alborotadores rompieron las ventanas de múltiples negocios de propiedad judía, produciendo una secuela que para algunos evocó a la Kristallnacht, los pogromos de 1938 que presagiaron el Holocausto.

Manifestantes chocan con la policia antidisturbios en Sarcelles, un suburbio al norte de Paris, el 20 de julio de 2014, durante una manifestacion para denunciar la campaña militar de Israel en Gaza y mostrar su apoyo al pueblo palestino. (AFP / Omar Bouyacoub)

Los judíos también enfrentaron ataques cuando Israel luchó contra Hamas en 2009, y durante la Segunda Intifada que comenzó en el 2000 y desencadenó el primer gran brote de violencia antisemita en Europa en relación con el conflicto árabe-israelí. Se documentaron cientos de ataques, incluido el incendio de sinagogas.

Ya hay indicios de que la actual ronda de hostilidades puede estar extendiéndose a Europa. A principios de esta semana, se incendiaron banderas israelíes frente a dos sinagogas alemanas. Unas 200 personas en la ciudad de Gelsenkirchen, en el oeste de Alemania, marcharon el miércoles hacia una sinagoga local gritando “judíos de mierda”. Y grafitis que incluían las palabras “Palestina libre” se pintaron con aerosol en otra sinagoga en España.

En Londres, un activista pro-Israel recibió una patada en la cabeza en medio de cánticos de “jodidos judíos” en una pequeña contramanifestación cerca de una manifestación masiva el martes para protestar contra la respuesta militar de Israel en Gaza.

Hasta ahora, la intensidad de los incidentes antisemitas ha sido baja en comparación con 2014, según Ophir Revach, quien dirige el Centro de Crisis y Seguridad del Congreso Judío Europeo, que coordina las políticas de seguridad en las comunidades judías europeas. Revach dijo que esperaba que el hecho de que la mayoría de las instituciones judías estuvieran cerradas debido a la pandemia de COVID-19 mitigaría cualquier posible violencia, pero le preocupaba que las personas que son visiblemente judías pudieran estar en riesgo.

Una protesta pro palestina en el centro de Manhattan en medio de la escalada de violencia en Israel y Gaza el 11 de mayo de 2021 (captura de pantalla / Twitter).

“No estamos aconsejando a los judíos que se quiten la kipá en público ni ahora ni nunca”, dijo. “Los judíos deben vivir sus vidas como mejor les parezca. Pero existe un riesgo. Siempre existe un riesgo. Y ahora probablemente el riesgo para las personas que caminan con kipá es elevado”.

Algunos que han visto cómo se desarrollaba un patrón en el pasado dicen que temen lo que les espera en los próximos días.

“La dinámica es la siguiente: comienzan las hostilidades en Gaza o Judea y Samaria, la incitación comienza en las mezquitas y en línea en Francia, se cuece durante unos días, luego llega el viernes, hay oraciones en las mezquitas y la violencia se desata en una manifestación”, dijo Sammy Ghozlan, un ex oficial de policía en Francia que ahora dirige un grupo de vigilancia de la comunidad judía allí, la Oficina Nacional de Vigilancia contra el Antisemitismo. (Judea y Samaria es el nombre bíblico de Cisjordania).

“El punto crítico a tener en cuenta será el viernes 14 de mayo”, dijo Ghozlan a principios de esta semana. “Si la lucha continúa hasta entonces, la violencia contra los judíos se producirá en Francia, en Europa”.

Las autoridades francesas, que luchan contra una ola de actividad islamista que ha incluido ataques contra objetivos judíos y no judíos, parecen compartir esas preocupaciones. El miércoles, se negaron a emitir un permiso para una manifestación contra las acciones de Israel en Gaza que estaba planeada para París.

Fue un movimiento inusual, ya que la ciudad capital ha permitido manifestaciones a pesar de una política COVID-19 estricta que incluye toques de queda, un cierre total de restaurantes y un requisito de máscara incluso al aire libre.

Los hechos corren el riesgo de “importar el conflicto al territorio nacional en un contexto de alta tensión preexistente y pueden conducir a una alteración del orden público”, dijo Didier Lalement, quien dirige la Prefectura de Policía de París.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad