avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Aunque todavía tiene que ser confirmada por el Parlamento, una coalición de ocho partidos, encabezada por Yair Lapid y Naftali Bennett, ha conseguido formar un nuevo gobierno en Israel. Al respecto, conversamos con el embajador de ese país en México, el señor Zvi Tal, en exclusiva.

“Es, obviamente, una muy buena noticia, después de cuatro comicios, y es un hecho sin precedente”, dijo el embajador Zvi Tal sobre la inminente formación de un gobierno nuevo en Israel, que terminará con una hegemonía de 12 años del actual primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Se trata de una coalición de “ocho partidos con grandes diferencias ideológicas, porque sí hay todavía ideologías en los partidos israelíes. Y por primera vez —y para mí es un hecho muy alentador—, hay la participación activa en una coalición de un partido árabe, un partido árabe musulmán, en este caso, Ra’am.”

El diplomático consideró que el nuevo gobierno deberá enfrentar “grandes tareas”. La primera de ellas, dijo, será “la gestión de la reconciliación y de la unidad dentro de la sociedad israelí”, a la que consideró “un punto fundamental. Creo recordar que ya en el gobierno de coalición entre el Likud y Kajol Laban, pusieron en las líneas guía del gobierno la creación de una comisión de reconciliación.”

Eso es una señal de que el gobierno era consciente de la necesidad de unir a una sociedad “muy polarizada”.

La aprobación de un presupuesto y la recuperación económica, cuando Israel está luchando por sobreponerse a los estragos de la pandemia, son dos puntos que el embajador destaca entre los retos que enfrentará el nuevo gobierno.

También se refirió a las tareas puntuales que deberán asumir algunos de los nuevos integrantes de este gobierno de coalición. El primero de ellos es “Gidon Sa’ar, que encabeza Tikva Hadasha —La Nueva Esperanza—, para él es muy importante llevar a cabo reformas en el tema jurídico (..). Por ejemplo, la división de funciones entre el fiscal general y el consejero jurídico del gobierno”, funciones que hoy en día son realizadas por la misma persona.

Estas reformas, dijo, deberán llevarse a cabo en un ambiente de respeto por la división de poderes, luego de algunas tensiones entre la Knesset y el poder Judicial.

Por su parte, para Nitzan Horowitz, líder del partido Meretz, “es importante asegurar los derechos de la comunidad LGBTQ y será interesante ver cómo lo van a manejar porque, por ejemplo, hay elementos conservadores en esta nueva coalición. Para citar solo uno, el partido Ra’am. Entonces será complejo pero está en el programa de este nuevo gobierno.”

Sobre este partido árabe, Tal reiteró que su inclusión en la coalición de gobierno es un paso muy importante, y recordó que otros partidos árabes en el pasado se habían mantenido siempre por fuera de las coaliciones, aunque algunos les hayan brindado cierto apoyo. La razón, dijo, es que estos partidos tenían “en el corazón” el conflicto israelí-palestino.

“Finalmente tenemos un partido que tiende a promover los intereses de la comunidad árabe (que es) muy importante en Israel (…).” Uno de los objetivos de Ra’am será “luchar contra la criminalidad dentro de la sociedad árabe”, así como “reducir las desigualdades económicas y sociales, pues hay el tema de las poblaciones en el Negev, pueblos que no son reconocidos por las autoridades gubernamentales.”

Trascender a Netanyahu

Tras un largo proceso electoral que se caracterizó por tener como centro de la disputa a la figura del primer ministro Benjamín Netanyahu, la tarea de reconciliar a un país dividido no parece sencilla. Para el embajador Tal, la lucha de la oposición no era solo contra el Primer Ministro sino contra un modo de gobernar que, en su opinión, era poco incluyente.

Por eso, dice, “Bennett y Lapid y los otros van a intentar cambiar (esa situación). Porque la puerta permanece abierta para que otras formaciones políticas se junten a este nuevo gobierno. Los ortodoxos, por ejemplo, pero también el Likud puede ser, en una formación diferente.”

Dijo que los integrantes de la nueva coalición tienen la intención de “incluir al Likud a corto, medio y largo plazo”, como parte de su intención de formar un gobierno de coalición nacional. Sin embargo, admitió que para que eso sea posible, el Likud tendría que renovar su dirigencia.

“Ayer, en su primera entrevista, Neftalí Bennett puso el enfoque sobre el diálogo, el discurso que une sin apuntar a ninguna comunidad, ninguna minoría, al contrario. Para mí, es el mensaje más importante que lleva este nuevo gobierno.”

Respecto a si esta coalición será fuerte o débil, el embajador admitió ciertas preocupaciones. Dijo que, por un lado, “es una coalición que en tiempos de normalidad podría lograr muchos resultados positivos, pero la amenaza para mí es qué sucede en tiempos de enfrentamientos, por ejemplo, con los palestinos.”

Dijo que la coalición puede peligrar cuando surjan conflictos políticos alrededor del conflicto entre Israel y Palestina. “Sobre el tema de Irán hay una visión bastante única. Pero en una posible confrontación con la administración Biden podrían emerger diferencias entre los componentes de esta nueva coalición”, reconoció.

“Entonces, esperemos que el gobierno pueda ejercer y promover su programa porque habrá obviamente las líneas guía sin enfrentarse con temas más complicados para fortalecer por dentro los lazos de todos los componentes y para permitir que cuando haya una amenaza real, estén dispuestos a enfrentarla juntos para que esta coalición pueda seguir adelante.”

Sobre la posibilidad de la la Knesset no dé su voto de confianza a la nueva coalición para permitirle formar gobierno, el embajador Tal dijo que “hay muchas presiones todavía por parte del Likud” contra diputados de ciertos partidos. Pero recordó que se requiere una mayoría simple para confirmar al nuevo gobierno.

Tal dijo que el Partido Unido Árabe podría apoyar “por fuera” a la nueva coalición; por eso, su pronóstico es que la Knesset confirmará el nuevo gobierno.

Sobre las declaraciones de Mansour Abbas, el dirigente de Ra’am, quien se dijo parte del pueblo palestino, Tal admitió que los árabes israelíes tienen una identificación con la colectividad palestina pero “con una lealtad, con un compromiso de integrar esta población en la sociedad israelí.”

Recordó que, en la misma entrevista, Bennett reconoció el valor de Abbas, quien se mantuvo en la coalición pese a la crisis que se vivió en las últimas semanas por los enfrentamientos entre Israel y Hamás.

Divergencias importantes en cuanto a proceso de paz con palestinos

Sobre qué implicaciones puede tener la formación de un nuevo gobierno para los acuerdos alcanzados por Netanyahu con varios países árabes, Zvi Tal dijo que hay una línea común que une a todos los partidos de la coalición en ese sentido, por lo que no espera que haya ninguna dificultad para seguir adelante con la normalización de relaciones diplomáticas.

En cambio, respecto al conflicto con palestinos “sí hay divergencias importantes. Por ejemplo, que Naftali Bennett mismo no crea en la solución de dos estados… Entonces, el objetivo es renovar un diálogo con los palestinos, con la Autoridad Palestina, y después ver si se puede crear un espacio para abordar algunos de los temas que están en la mesa, pero es fundamental reiniciar este proceso.”

El embajador Tal también aclaró que su posición en el cuerpo diplomático no depende del gobierno en turno, por lo que, por ahora, se mantendrá en su cargo. “Somos diplomáticos profesionales, pertenecemos al cuerpo diplomático israelí, entonces, para nosotros no cambia nada.”

Sin embargo, recordó que el Primer Ministro de Israel dispone de 13 puestos diplomáticos para designar a quien quiera para ocuparlos. Dijo que estos pueden ser embajadores o agregados culturales, y que es común que los gobiernos usen esos puestos para premiar o reconocer la labor o la lealtad de políticos allegados.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

  1. Con todo mi respeto Sr embajador espero que este nuevo gobierno tenga una política similar al de Benjamin Netanyahu ya que para mi es uno de los mejores dirigentes que ha tenido el estado de Israel y que logró muchos cambios importantes favorable a nuestro querido estado de Israel y el pueblo judio. Atte. Un cordial shalom

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí