Enlace Judío – Miles de israelíes participaron este martes en el controvertido desfile de banderas en la ciudad de Jerusalén que generó desde hace días el temor de que pudiera derivar en una nueva escalada de violencia frente a los palestinos.

El desfile originalmente estaba destinado a realizarse como siempre en el Día de Jerusalén, que este año coincidió con el 10 de mayo.

No obstante, la tensión en ese día en la ciudad por los recientes enfrentamientos en Jerusalén Este y el Monte del Templo entre policías y palestinos, así como el estallamiento de la confrontación de 11 días con Hamás, llevaron a su cancelación.

El desfile se reprogramó por sus organizadores para el 10 de junio, pero debido a lo conflictivo sobre la ruta planeada, que implicaba atravesar la Puerta de Damasco y el barrio musulmán, terminó por ser empujado hasta este 15 de junio.

Según el portal Ynet, alrededor de 2,000 policías acudieron a los puntos del desfile, donde eventualmente terminaron presentándose algunos momentos de tensión. Más de 20 palestinos resultaron heridos, según la Media Luna Roja Palestina, así como 2 policías que fueron agredidos por palestinos.

La policía bloqueó varias calles de la zona e impidió el paso a jóvenes palestinos para evitar confrontaciones. Además se detuvo el servicio en la estación del tren ligero que queda cerca.

Previo a la llegada de los participantes del desfile en la Puerta de Damasco, miembros de la alianza árabe legislativa Lista Conjunta llegaron al lugar para protestar en contra de la realización del evento, que consideraron provocativo.

Por su parte, Mansour Abbas, el líder del partido islamista Ra’am, que forma parte del nuevo gobierno de unidad, sostuvo que no se debería haber permitido el polémico evento en Jerusalén.

“El desfile de banderas en Jerusalén hoy es una provocación desenfrenada, que se basa en gritos de odio e incitación a la violencia, y un intento de incendiar la zona por razones políticas”, dijo Abbas en un comunicado. “El ministro de Seguridad Pública y la policía deberían haberlo cancelado”.

Abbas agregó que el objetivo de los manifestantes es desafiar a la naciente coalición. “No hay duda de que el propósito de los organizadores es desafiar al nuevo gobierno, agotarlo con una serie de acontecimientos explosivos y arrastrarnos de nuevo a una escalada de violencia innecesaria que pondrá en peligro vidas, tal y como lo vivimos el mes pasado”.

El líder de Ra’am señaló que la visión de su partido es “alcanzar la paz, la seguridad mutua, la cooperación y la coexistencia entre dos pueblos. Esta es la única visión que puede poner fin a este sangriento conflicto“.

El desfile, al que se estima que asistieron 5,000 personas, comenzó en la calle Hanevi’im, a unas cuadras al noroeste de la Ciudad Vieja de Jerusalén, para dirigirse inicialmente hacia la plazuela de la Puerta de Damasco, donde los participantes bailaron y cantaron con decenas de banderas de Israel.

Durante la estancia en este punto de tensión, en el que la Policía efectuó un bloqueo hermético para evitar su paso hacia el barrio musulmán, algunos de los participantes, simpatizantes de la extrema derecha, gritaron consignas como “muerte a los árabes” o “que arda tu aldea“, además de proferir insultos contra periodistas árabes.

Figuras conocidas de la ultraderecha israelí como el legislador Itamar Ben-Gvir, del partido Hatzionut Hadatit, el jefe de esta agrupación, Bezalel Smotrich, o el activista Benzi Gopstein, se integraron al desfile de banderas.

Los legisladores May Golan y Shlomo Karhi, del partido de derecha Likud, también asistieron personalmente al desfile.

Entre los manifestantes se lograron apreciar muestras de apoyo al exmandatario Benjamín Netanyahu, así como pancartas en contra del nuevo primer ministro, Naftali Bennett, al que acusaban de “mentiroso”.

Algunos de los pocos contramanifestantes palestinos presentes en el lugar que protestaron contra el desfile izaron banderas palestinas que fueron confiscadas por la policía israelí.

Tras la breve estancia en ese punto, los participantes del desfile tornaron hacia el sureste para dirigirse hacia la Puerta de Yafo, por donde ingresaron a la Ciudad Vieja para enfilarse hacia el sitio de culminación del evento en la plaza del Muro de los Lamentos, sin mayores percances.

La plazuela de la Puerta de Damasco se vio relativamente libre de restricciones poco después.

El canciller de Israel, Yair Lapid, felicitó al ministro de Seguridad Pública, Omer Barlev, por su trabajo alrededor de la seguridad y precauciones alrededor del desfile, y condenó las muestras de racismo de algunos de los participantes.

“Es inconcebible cómo se puede sostener una bandera israelí en una mano y gritar: ‘Muerte a los árabes‘ al mismo tiempo. Esto no es ni judaísmo ni el ser israelí, y ciertamente no es lo que simboliza nuestra bandera. Estas personas son una vergüenza para el pueblo de Israel“, escribió en un tuit.

Debido a la tensión que se tenía previsto por el desfile, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) desplegaron baterías de la Cúpula de Hierro fuera de Jerusalén antes de la marcha, recogió The Times of Israel.

Las FDI también desplegaron baterías en otras partes del país y enviaron refuerzos a Judea y Samaria (Cisjordania).

Los rastreadores de vuelos mostraron que el tráfico aéreo hacia y desde el Aeropuerto Ben-Gurión se estaba desviando hacia el norte más lejos de Gaza para evitar cualquier posible disparo de cohetes desde el enclave palestino.

Las aparentes precauciones se produjeron cuando se produjeron numerosos incendios en el sur de Israel cerca de Gaza, y los servicios de bomberos informaron que al menos 20 fueron provocados por dispositivos incendiarios lanzados desde ahí.

Un artefacto explosivo conectado a un globo explotó sobre un Kibutz en el Consejo Regional de Sha’ar Hanegev, sorprendiendo a los niños en un patio de recreo, según reportes. Se dijo que los niños corrieron a un refugio antiaéreo después de escuchar la explosión y no hubo informes de heridos.

También estallaron enfrentamientos entre docenas de manifestantes palestinos y tropas de las FDI en la frontera de Gaza. Según reportes, un palestino recibió un disparo en la pierna y sufrió heridas leves.

Las FDI se han estado preparando para un resurgimiento de los combates en Gaza y un estallido de enfrentamientos en Judea y Samaria tras las amenazas palestinas de violencia sobre la marcha.

El Canal 13 israelí reportó que Egipto habría solicitado a Hamás que se abstuviera de cualquier agresión que pudiera devenir en una escalada, presuntamente advirtiéndoles que eso podría poner en aprietos a El Cairo y provocar una fuerte respuesta del gobierno de Bennett.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈