Enlace Judío – Colonos israelíes abandonaron el asentamiento ilegal de Evyatar este viernes, cumpliendo con un acuerdo sin precedentes alcanzado con el gobierno que permitirá que la improvisada localidad no autorizada en la cima de una colina permanezca intacta y bajo la supervisión del Ejército.

Antes de partir, las decenas de familias que vivían allí erigieron una estrella de David de hierro de 13 metros de altura frente al cercano pueblo palestino de Beita con la frase “regresaremos” inscrita al lado, de acuerdo con The Times of Israel.

“Ya estamos pensando en el próximo paso. En la etapa dos, estableceremos una comunidad adecuada. Nos vamos hoy de una manera muy organizada para descargar fácilmente todo lo antes posible”, dijo el residente Hadar Bar-Jai al sitio de noticias de Kipa.

“Nos mudamos a Evyatar desde el norte y cada momento aquí fue encantador. Este fue un paso importante para el pueblo de Israel. Ganamos mucho de cada día aquí y nos da la fuerza para volver algún día”, agregó.

Según el acuerdo firmado con el gobierno el miércoles, los colonos debían evacuar el puesto de avanzada a las 4 p. m. de este viernes. Las docenas de casas improvisadas de Evyatar permanecerán intactas y las FDI convertirán el sitio en un puesto militar.

Mientras tanto, el gobierno se ha comprometido a realizar un estudio de la tierra para determinar su estatus.

Si bien los palestinos en las aldeas vecinas de Beita, Kablan y Yitma dicen que la tierra les perteneció históricamente, se les ha prohibido el acceso durante décadas, por lo que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dicen que son razones de seguridad.

La tierra quedó sin cultivar, lo que la abrió a la confiscación por parte del Estado para uso público, de acuerdo con las leyes de propiedad israelíes en Judea y Samaria. Hasta ahora, Israel no ha completado ningún análisis para tomar esa determinación y los colonos de Evyatar optaron por no esperar ese paso antes de mudarse.

Tales reconocimientos de tierras pueden llevar meses, si no años, y dada la oposición de las autoridades de seguridad a este asentamiento ilegal y el acuerdo que permitió que permaneciera intacto, algunos líderes de los colonos temen que el Ministerio de Defensa se retrase con esa cláusula.

Si se determina que la tierra pertenece al Estado, el gobierno acordó en el trato con los colonos establecer inmediatamente una Yeshivá allí y posteriormente permitir la presencia civil permanente en la cima de la colina.

Si se verifica que pertenece al Estado, se permitirá a los civiles poblar el área.

Un alto funcionario de seguridad que informó a los periodistas el viernes explicó que la oposición desde las autoridades militares al acuerdo se debe a la preocupación de que creará un precedente que será utilizado por los colonos para la construcción de más asentamientos ilegales bajo la ley israelí.

Como resultado, la motivación en el establecimiento de seguridad ha aumentado para actuar rápidamente para demoler los asentamientos ilegales inmediatamente después de que se erigen, a fin de evitar que se genere un impulso que requiere la participación del escalón político.

Evyatar fue uno de los primeros retos del nuevo gobierno de Israel. El exmandatario Benjamín Netanyahu buscó que no se evacuara Evyatar durante sus últimos días en el cargo, sabiendo que el asunto dividiría a la coalición políticamente diversa que lo reemplazó el 13 de junio.

El acuerdo alcanzado esta semana podría verse como una pequeña victoria para el nuevo primer ministro Naftali Bennett que tenía la intención de evitar escenas de tropas israelíes sacando a la fuerza a judíos de sus hogares durante su primer mes en el cargo.

El principal oponente a Evyatar en el gobierno fue el ministro de Defensa, Benny Gantz, quien pidió su demolición días después de su establecimiento.

Mientras se negociaba un compromiso en las últimas semanas, Gantz luchó para garantizar que no se estableciera una Yeshivá hasta que se completara un estudio del terreno, según una fuente familiarizada con el asunto.

Si bien el canciller Yair Lapid, del partido centrista Yesh Atid y las facciones de izquierda Meretz y Avodá también apoyaron su demolición, no participaron en las negociaciones con los colonos, resignados a la creencia de que no valía la pena correr el riesgo de poner en jaque al nuevo gobierno con este tema. El acuerdo también ha enfrentado críticas de la extrema derecha.

Si bien el Ministerio de Defensa quería avanzar con la demolición Evyatar poco después de su establecimiento, los colonos se beneficiaron de que la atención se centró en otros lugares debido a la guerra de 11 días en Gaza durante el mes de mayo, seguida por la tensión que dejó el desfile de banderas en Jerusalén.

Evyatar se estableció a un kilómetro y medio del cruce Tapuah, en el norte de Judea y Samaria, días después de un ataque con disparos que dejó un estudiante de Yeshivá muerto y otros 2 heridos.

El movimiento Nahala encabezado por la exalcaldesa del asentamiento de Kedumim, Daniella Weiss, encabezó su construcción en coordinación con el presidente del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan.

Las versiones anteriores de Evyatar han sido arrasadas varias veces desde que colonos israelíes se establecieron el sitio en 2013.

El sitio ha sido un punto de fricción, con enfrentamientos a veces mortales con palestinos que protestan por su establecimiento casi a diario.

Cientos de personas se reunieron cerca del sitio el viernes por la tarde mientras estaba siendo evacuado y arrojaron piedras y otros objetos a los soldados. 5 manifestantes resultaron heridos por balas de goma disparadas por soldados de las FDI en respuesta, según los medios palestinos.

Es probable que el puesto de avanzada siga siendo un punto álgido, dada la intención de las FDI de mantener una presencia permanente allí.

El Departamento de Estado de EE. UU. condenó el miércoles la existencia de Evyatar y señaló que se considera “ilegal incluso según la ley israelí”.

La comunidad internacional considera que todos los asentamientos israelíes en Judea y Samaria  son ilegales, pero la ley israelí distingue entre los asentamientos permitidos por el Ministerio de Defensa y aquellos que no.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈