Enlace Judío – En una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU este miércoles, el embajador de México ante el organismo, Juan Ramón de la Fuente, expresó la postura de México respecto a los recientes acontecimientos en el conflicto palestino israelí.

Al inicio de su discurso, de la Fuente dejó en claro la condena de México hacia lo que calificó como “incursiones en la plaza de las mezquitas”, aparentemente en alusión a los recientes choques entre policías y palestinos en el Monte del Templo, así como contra “la continua expansión de los asentamientos israelíes, con la transferencia de colonos, el decomiso de tierras, la demolición de viviendas y el consecuente desplazamiento de la población palestina“.

Dichas acciones, enfatizó, “son contrarias a las resoluciones de este Consejo, por lo que urgimos a que Israel respete los territorios palestinos ocupados y que adopte medidas para revertir las tendencias negativas en el terreno de conformidad con la resolución 2334“.

Dirigiéndose a la Autoridad Palestina, el embajador la exhortó a reorganizar elecciones generales y a que investigue a fondo y se dé con los responsables de la muerte del activista Nizar Banat, que en semanas recientes derivó en protestas de palestinos contra el gobierno de Ramallah, ante lo que también le solicitó el respeto a la libertad de expresión.

De la Fuente aplaudió los esfuerzos internacionales por la reconstrucción en la Franja de Gaza, instó a Hamás a no poner trabas a las agencias internacionales y pidió a Israel que aligere las restricciones que mantiene sobre los cruces en el enclave palestino para un paso sin obstáculos de objetos de primera necesidad.

Acto seguido, el diplomático pasó a expresar la postura de México en contra de las agresiones que Israel ha sufrido recientemente, tanto desde la Franja de Gaza en forma de globos incendiarios, como desde Líbano con algunos cohetes disparados.

México condena los ataques contra Israel como resultado del lanzamiento de cohetes y artefactos incendiarios desde Gaza, así como el lanzamiento de misiles desde el sur de Líbano. Llamamos a las partes a ejercer máxima moderación, a evitar el uso desproporcionado de la fuerza y a parar las provocaciones”.

De la Fuente celebró los recientes contactos entre el gobierno de Naftali Bennett y los de Jordania, Egipto y Turquía y esperó que esto “se refleje también en las relaciones con la Autoridad Palestina, con miras a retomar las negociaciones de paz. Es imprescindible romper el ciclo de violencia, por lo que reiteramos la necesidad de atender las causas subyacentes del conflicto y nuestro respaldo a la comunidad internacional dirigida con tal propósito”.

“Tras años de conflicto son muchos los palestinos y los israelíes que aspiran a vivir en paz y con seguridad, se trata de un anhelo legítimo y por ello pensamos que en la comunidad internacional tenemos la responsabilidad de promoverlo”, concluyó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío