Enlace Judío México e Israel – ¿Qué nos toca hacer a todos los mexicanos en agosto antes del regreso presencial a clases?

¿Cuál debe de ser nuestro verdadero rol y a qué debemos dedicarnos antes de que inicie el ciclo escolar 2021-2022 el próximo 30 de agosto?

Dr. Aarón Wornovitzky

En este texto quiero compartirles una propuesta para que [email protected] apoyemos a [email protected] niñ@s y jóvenes en un regreso presencial a clases que nos dé a todos la tranquilidad necesaria, pero que sin duda alguna [email protected] [email protected] asistan a la escuela.

Yo sé que [email protected] escuchamos, leemos y vemos todos los días noticias, artículos, blogs, tuits y todo tipo de información en diversos medios de comunicación, incluyendo redes sociales así como artículos científicos sobre el COVID-19, la importancia del regreso presencial a clases, las decisiones de las autoridades sobre el regreso, las opiniones de los padres de familia y la afectación que han tenido [email protected] niñ@s y jóvenes por no haber podido regresar a las aulas de manera presencial.

Sin embargo, de acuerdo a las diversas encuestas realizadas a este respecto, es menor el número de padres de familia que opinan que sus [email protected] deben regresar a las aulas de manera presencial por temas de salud y seguridad.

Pero les pregunto si creen que esta opinión está bien fundamentada o más bien tenemos miedo y la información con la que la mayoría cuenta les hace inclinarse por no querer regresar de manera presencial el primer día de clases del ciclo 2021-2022.

Personalmente, estoy convencido que debemos regresar de manera presencial desde el primer día de clases y que todos podemos apoyar a que cada una de las escuelas del país cuente con los elementos que se requieren para lograrlo trabajando juntos. Esto incluyendo a los padres de familia, nuestros líderes educativos y el sector gobierno.

El pasado mes de marzo escribí un artículo científico que fue publicado en diversos medios y explicado en varias conferencias, basado en más de 20 evidencias científicas en decenas de países comprobando la hipótesis de que el cierre de las escuelas, desde preescolar hasta bachillerato, no necesariamente es más seguro que su apertura. Esta hipótesis la comprobé a través de describir diversas evidencias que resumo a continuación:

Primero, los contagios del virus que causa el COVID-19 no se transmiten tan frecuentemente en [email protected] niñ@s como otros virus. Esto sigue siendo actual, incluyendo en las nuevas variantes del virus SARS- CoV-2, como la Delta que ha demostrado ser la variante más contagiosa recientemente.

Asimismo, de acuerdo a una investigación actual en Nueva York, EE. UU., realizada por los Doctores Rumaina, Schneidermanc y Geliebterd y publicado el mes pasado a través de medRxiv, el artículo indica que el aumento de los contagios de la variante Delta está siendo impulsada por los jóvenes de más de 12 años. Pero los doctores, sin embargo, concluyen que este fenómeno es similar al de la transmisión original del COVID-19, por ello la evidencia utilizada para el artículo que escribí sigue siendo válida. Finamente, y de manera favorable, concluyen que esto es derivado a la vacunación reciente en su mayoría en los adultos y no en niñ@s y jóvenes.

Segundo, cuando se abren las escuelas, no existe evidencia que haya un aumento de los contagios de COVID-19 y la transmisión de los contagios dentro de las escuelas es baja. Hoy los mayores contagios a nivel mundial se producen fuera de la escuela y en época de vacaciones o días festivos.

Esto es un hecho y se tiene mucha evidencia científica que lo respalda. Entonces, ¿porqué muchos no quieren regresar de manera presencial? ¿Será por la manera en la que se transmite la información en los medios y redes sociales?

Las escuelas en los países que han abierto de manera presencial han demostrado ser los espacios más seguros porque siguen protocolos sencillos de seguridad e higiene y [email protected] [email protected] se aseguran que se implementen.

En México, en todas nuestras escuelas, de todas las regiones y de todo tipo de recursos debemos asegurarnos, enfocarnos y apoyar para que cada escuela cuente con agua, jabón, gel antibacterial, uso riguroso de cubre bocas y ventiladores caseros o ventilación natural. Con esto, todos podemos apoyar a una apertura en agosto de manera presencial.

Adicionalmente, es importante considerar que mientras [email protected] niñ@s y jóvenes no están en la escuela, la mayoría no se encuentran encerrados en sus hogares, más bien se encuentran jugando y realizando actividades e interactuando con familiares y amigos en lugares que posiblemente no cuiden y sigan los protocolos de seguridad e higiene que se mantienen en las escuelas como se ha comprobado y descrito anteriormente.

En el regreso presencial en agosto, la mayoría de [email protected] [email protected] están vacunados y eso también disminuye el riesgo de contagio y transmisión de manera importante.

Estoy seguro que todos tenemos buenas intenciones cuando hacemos un programa, una entrevista, una crítica al gobierno o a alguna otra persona, pero mi sugerencia es que, desde hoy, cada uno de nosotros nos pongamos a trabajar junto con las escuelas que conocemos o que estén a nuestro alcance para [email protected] en tener un regreso presencial que cumpla con al menos las siguientes 3 medidas básicas, que disminuirán la posibilidad de contagios dentro de la escuela y que se ha comprobado es menor que los contagios fuera de la escuela:

  1. Lavado de manos constante y uso de gel antibacterial.
  2. Uso obligatorio de cubre bocas a partir de los 2 años de edad en todos los espacios de la escuela.
  3. Espacios ventilados manteniendo la sana distancia.

Finalmente, los invito a través de este blog a unirse y apoyar una apertura presencial de clases para [email protected] [email protected] niñ@s y jóvenes [email protected] llevando a cabo cada [email protected] acciones muy concretas de seguridad e higiene, como: apoyar en la limpieza de las instalaciones de las escuelas, llevando agua y jabón a las escuelas que lo necesiten, construyendo ventiladores con filtros caseros, donando cubrebocas y gel antibacterial y, sobre todo, poner el ejemplo en casa con las acciones de seguridad y limpieza mencionadas, como el uso constante de cubrebocas en lugares cerrados por parte de todos los adultos, incluyendo los que están vacunados y con ello en el mes de agosto asegurar un regreso presencial seguro.

Gracias a todos por su apoyo y trabajemos en pro de un regreso a clases presencial.

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.