Enlace Judío – En sus primeros comentarios públicos sobre la decisión de un panel de la FDA el viernes de aprobar la tercera dosis de la vacuna de Pfizer contra COVID-19 solo para los mayores y aquellos considerados de alto riesgo en EE. UU., el primer ministro israelí Naftali Bennett estimó el sábado que EE. UU. comenzará gradualmente a ofrecerla más ampliamente después de que se le presenten datos científicos de Israel, informó The Times of Israel.

“La FDA decidió seguir el camino de Israel”, afirmó en un mensaje Twitter, refiriéndose a la decisión del regulador estadounidense.

“Estimo que la FDA aprobará gradualmente la extensión de la vacuna a más grupos de edad, como ha sucedido en Israel, ya que la efectividad de la segunda vacuna continúa disminuyendo incluso entre los grupos de edad más jóvenes”, dijo.

La Dra. Sharon Alroy-Preis, jefa de servicios de salud pública del Ministerio de Salud, dijo el sábado que ella también cree que EE. UU. hará que la tercera dosis esté más disponible con el tiempo.

“Estamos unos 3 meses por delante de ellos”, explicó a la cadena Canal 12, en referencia tanto a la ola por variante Delta, que comenzó a golpear a Israel en junio, como al lanzamiento de la aplicación del refuerzo.

Reiteró que las vacunas “pierden su efectividad con el tiempo y no depende de la edad, por eso queríamos vacunar a todos [los mayores de 12]”.

Si bien Israel inicialmente hizo que la vacuna de refuerzo estuviera disponible solo para los mayores de 60 años, todos los israelíes mayores de 12 son actualmente elegibles para recibir una tercera inyección si han pasado 5 meses desde su segunda dosis.

Descontando los datos israelíes y el testimonio de expertos, el comité de expertos externos que asesoran a la FDA rechazó el viernes los refuerzos para la mayoría de los estadounidenses por una votación de 16-2.

Los miembros mencionaron la falta de datos de seguridad sobre las dosis adicionales y también plantearon dudas sobre el valor de los refuerzos masivos, en lugar de los dirigidos a grupos específicos.

Luego, en una votación de 18 a 0, respaldó la inyección adicional solo para sectores especiales de la población de EE. UU., es decir, las que están en mayor riesgo ante el virus.

Oficialmente, a pesar de que el panel pareció rechazar los datos israelíes presentados a la FDA que muestran que la efectividad de la vacuna disminuye después de alrededor de 6 meses, el Ministerio de Salud israelí acogió con satisfacción los fallos y dijo que validaban la decisión de Israel de ofrecer terceras inyecciones a todos los mayores de 12 años.

“Con la decisión unánime de la junta de la FDA de dar refuerzos a los mayores de 65 años y en peligro, y también a los trabajadores de la salud, exactamente como comenzamos a hacer aquí, la FDA ha validado el programa de refuerzos iniciado en Israel“, dijo el ministerio en un comunicado.

En un artículo de opinión publicado en The Economist el viernes, antes de la decisión de la FDA, Bennett dijo que algunos expertos en Israel se habían mostrado reacios a respaldar las vacunas de refuerzo, pero que finalmente se tomó la decisión de inocular a la población con una tercera dosis en medio de la cuarta ola de COVID-19.

“Los estudios hasta ahora muestran que la tercera dosis es suficiente para aumentar la resistencia al nivel posterior a las dos primeras. Esperar demasiado para administrar la tercera dosis corre el riesgo de desperdiciar los beneficios ya obtenidos a través de la vacunación y erosionar la confianza del público”, escribió Bennett.

Según un reporte del Canal 12, a pesar de la recomendación de la FDA, Bennett ha decidido seguir adelante con un plan que requiere que los israelíes reciban la tercera oportunidad para recibir un “pase verde” que les permita ingresar a algunos espacios y eventos públicos.

Sin embargo, el reporte también citó a fuentes anónimas del gabinete que dijeron que quieren sopesar la posibilidad de retrasar el inicio planificado el 1 de octubre de las nuevas reglas para los menores de 40 años, debido a las tasas más bajas de dosis de refuerzo entre ellos.

Las cifras transmitidas por la cadena muestran que el 61% de los elegibles para el refuerzo entre 40 y 49 años lo han hecho. Esa cifra desciende al 47% de las personas entre 30 y 39 años; 40% entre 20-29; y 37% entre 16-19.

Los funcionarios han dicho que ahora temen una mayor cautela sobre la tercera vacuna y posibles desafíos legales sobre su mandato de una tercera dosis como parte de la política del “pase verde”.

En respuesta a la recomendación de la FDA y los informes de los sábados por la noche, el diputado laborista Gilad Kariv, presidente del Comité de Constitución y Leyes de la Knéset, pidió “posponer la fecha del ‘pase verde’ con una tercera vacuna para las edades de 12 a 16”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈