Enlace Judío – El nuevo presidente de Irán, Ebrahim Raisi, criticó este martes las sanciones impuestas por EE. UU. como un mecanismo de guerra y arremetió contra Israel en su primer discurso en la sesión anual de la Asamblea General de la ONU.

“Las sanciones son la nueva forma de guerra de EE. UU. con las naciones del mundo”, dijo Raisi. Aunque unos 100 jefes de estado y de gobierno están asistiendo a la reunión de líderes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York esta semana, Raisi pronunció sus comentarios desde Teherán de forma remota, informó The Times of Israel.

Raisi, quien juró el mes pasado después de unas elecciones, es un clérigo conservador y exjefe del Poder Judicial, cercano al líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei. Usó su tiempo ante los líderes mundiales para criticar a EE. UU. y defender la identidad política islámica de Irán.

“Lo que se ve hoy en nuestra región demuestra que no solo el hegemonismo y la idea de hegemonía, sino también el proyecto de imponer la identidad occidentalizada, han fracasado estrepitosamente”, dijo Raisi.

“Hoy, EE. UU. no puede salir de Irak y Afganistán, pero es expulsado”, agregó. “Hoy en día, al mundo no le importan ‘EE. UU. primero’ o ‘EE. UU. ha vuelto'”, dijo, refiriéndose a los lemas utilizados por el ex presidente Donald Trump, y su sucesor, Joe Biden.

Raisi ha prometido comprometerse con EE. UU., pero también ha adoptado una postura de línea dura, descartando negociaciones destinadas a limitar el desarrollo de misiles iraníes y el apoyo a las milicias regionales, algo que la administración Biden quiere abordar.

Pero Raisi expresó su apoyo a renovadas negociaciones nucleares y pidió a EE. UU. que cumpla sus promesas de poner fin a las sanciones bajo el acuerdo nuclear de 2015.

“La República Islámica considera útiles las conversaciones cuyo resultado final es el levantamiento de todas las sanciones opresivas”, dijo Raisi.

Reiteró la postura de Teherán de que las armas nucleares están prohibidas religiosamente, una posición que ha sido recibida con escepticismo, especialmente por Israel, que se cree que llevó a cabo una campaña de sabotaje para retrasar el trabajo nuclear de Irán.

Las armas nucleares “no tienen cabida en nuestra doctrina de defensa y nuestra política de disuasión”, dijo Raisi.

Biden ha dejado claro su deseo de encontrar un camino para salvar el acuerdo nuclear que fue negociado por la administración de Barack Obama. Aún así, las conversaciones indirectas entre EE. UU. e Irán se han estancado y Washington continúa manteniendo sanciones paralizantes en el país.

EE. UU. sigue comprometido con evitar que Irán obtenga un arma nuclear”, dijo Biden en su propio discurso ante la ONU, pronunciado en persona el martes.

En sus comentarios, Raisi también criticó a Israel, cuya destrucción los líderes iraníes exigen regularmente.

“El régimen ocupante sionista es el organizador del mayor terrorismo de Estado, cuya agenda es masacrar a mujeres y niños”, afirmó.

Denunció el bloqueo de la Franja de Gaza, que Israel dice que es necesario para evitar que las armas lleguen a los grupos terroristas palestinos en el enclave costero, algunos de los cuales reciben apoyo de Teherán.

“Un bloqueo total ha convertido a Gaza en la prisión más grande del mundo”, dijo.

Raisi también dijo que el “acuerdo del siglo fracasó”, refiriéndose a la propuesta de paz israelí-palestina de la administración de Trump.

Tras el discurso de Raisi, la cancillería de Israel respondió a sus palabras en un comunicado.

“El régimen de ayatolás de Irán constituye una amenaza clara e inmediata para el Medio Oriente y la paz mundial.

“El nuevo gobierno de Irán, encabezado por el ‘carnicero de TeheránRaisi, y formado en parte por ministros sospechosos de terrorismo y en listas de sanciones mundiales, es el rostro extremista de un régimen que ha perjudicado a los ciudadanos iraníes durante más de cuarenta años que fomenta y financia el terrorismo, y que está desestabilizando todo el Medio Oriente.

Raisi sigue engañando a la comunidad internacional con un discurso lleno de mentiras y cinismo.

“La comunidad internacional debe condenar el régimen iraní y evitar cualquier posibilidad de que las capacidades nucleares y las armas caigan en manos de estos extremistas”, concluyó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío