(JTA) – Titulado “Estrategia de la UE para combatir el antisemitismo y fomentar la vida judía (2021-2030)”, el documento de 46 páginas publicado el 6 de octubre reiteró varios objetivos a largo plazo con respecto al antisemitismo.

CNAAN LIPHSHIZ

Los líderes de las comunidades judías europeas criticaron la ausencia de una referencia a las libertades religiosas en un plan de la Unión Europea para combatir el antisemitismo y fortalecer la vida judía.

“Tomaron el camino fácil y no hicieron lo correcto”, dijo el martes el rabino Menachem Margolin, presidente de la Asociación Judía Europea, un grupo de presión con sede en Bruselas, en una conferencia sobre el plan estratégico que la Comisión Europea publicó la semana pasada.

Titulado “Estrategia de la UE para combatir el antisemitismo y fomentar la vida judía (2021-2030)“, el documento de 46 páginas publicado el 6 de octubre reiteró varios objetivos y principios a largo plazo de varias instituciones de la UE con respecto al antisemitismo, incluida la adopción de una definición de la UE de los Estados miembros y la educación de los jóvenes contra los estereotipos.

Pero no mencionó las prohibiciones implementadas recientemente en varios países de la UE, incluida Bélgica en 2019, del sacrificio de animales sin aturdimiento previo, un requisito previo para producir carne kosher y halal, ni los intentos de prohibir la circuncisión no médica de los niños.

El sacrificio ritual es ilegal en Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Eslovenia. El Senado holandés en 2012 revirtió una prohibición aprobada el año anterior, citando la libertad de culto. Polonia también prohibió la práctica en 2013, pero desde entonces ha reducido la prohibición para incluir solo carne para la exportación.

El rabino Menachem Margolin en el panel BDS de la Conferencia Anual JPost (MARC ISRAEL SELLEM)

“La Comisión Europea no abordó esto para evitar conflictos con países donde existen prohibiciones e intentos de prohibiciones”, dijo Margolin en la Reunión de Líderes Judíos de su grupo el martes. “Damos la bienvenida al plan, pero es difícil tomar en serio los planes para fomentar la vida judía en Europa que no abordan una amenaza importante para esa vida judía”.

Joel Mergui, presidente del Consistoire, una importante organización franco-judía responsable de los servicios religiosos, dijo durante una discusión sobre el plan: “Si dices que quieres la continuidad judía, lo primero que debes hacer es asegurarte de que podamos continuar para hacer matanzas rituales y (brit) milá”, dijo, usando la palabra en hebreo para circuncisión.

Pascale Falek, una funcionaria de la Comisión Europea involucrada en la promoción del plan estratégico sobre el antisemitismo, dijo en la conferencia que puede “entender esas preocupaciones y la Comisión Europea y la Unión Europea en su conjunto necesitan encontrar un equilibrio entre la libertad de culto” y otras preocupaciones, incluido el bienestar animal.

Pero la ausencia de cualquier referencia al tema en el plan de la Comisión Europea para combatir el antisemitismo y reforzar la vida judía en Europa hace que “no sea serio”, dijo el gran rabino holandés Binyomin Jacobs. “La comisión hace que el plan sea vacío, una colección de buenas declaraciones en teoría sin ninguna posibilidad de seguimiento”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción