Enlace Judío – El hijo del general libio Khalifa Hafter llamado “señor de la guerra” visitó Israel la semana pasada para mantener una reunión secreta con funcionarios israelíes en la que ofreció establecer relaciones diplomáticas entre ambos países a cambio de apoyo israelí, según un reporte de Haaretz.

Saddam Hafter, que al parecer aspira a la presidencia de Libia en las elecciones del 23 de diciembre, aterrizó en el aeropuerto Ben-Gurión el pasado lunes a bordo de un avión privado Dassault Falcon de fabricación francesa, que hizo una breve escala en Israel de regreso a Libia desde Dubái.

De acuerdo al informe citado por The Times of Israel, Hafter ha mantenido contactos con el departamento “Tevel” del Mossad, que se ocupa de los países con los que Israel no mantiene relaciones diplomáticas.

Hafter transmitió el mensaje de su padre, solicitando asistencia militar y diplomática a cambio de la promesa de normalizar las relaciones entre Libia e Israel.

Libia ha estado sumergida en la guerra civil desde 2011, en la que fue derrocado y posteriormente asesinado el dictador Muammar Gadafi. Desde entonces, el país se ha dividido en dos gobiernos rivales en el este y el oeste, cada uno respaldado por grupos armados y países extranjeros.

El general Khalifa Hafter, quien lanzó una ofensiva con el objetivo de capturar Trípoli en 2019, es respaldado por los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Rusia, mientras que las milicias en Trípoli reciben el apoyo de Catar, Italia y Turquía.

Israel ha evitado pronunciarse públicamente sobre la guerra, a pesar de acusaciones de participación israelí entre bastidores. Sin embargo, se considera que Israel está alineado con Egipto y los Estados del Golfo.

En una rara entrevista con un periódico israelí el año pasado, un alto funcionario libio del gobierno rebelde de Hafter, con base en el este, pidió el apoyo de Israel.

“Nunca hemos sido ni seremos enemigos, y esperamos que nos apoyen. Son solo las circunstancias las que nos han separado hasta ahora”, dijo a Makor Rishon Abdul Salam al-Badri, viceprimer ministro del gobierno afín a Hafter.

Al-Badri destacó la histórica contribución de la comunidad judía de Libia, diciendo que había dejado un legado de tolerancia, y afirmó que su gobierno apoya una solución de dos Estados para el conflicto palestino-israelí.

“A lo largo de la historia, hemos servido de refugio a personas de todos los credos. Tenemos una larga historia de contacto con el pueblo de Israel y la comunidad judía”, dijo en la entrevista.

Si bien la comunidad judía de Libia se remonta a miles de años, la mayoría de sus miembros huyeron del país en 1949 a raíz del aumento del antisemitismo tras la creación del Estado de Israel. Los sucesivos pogromos contra los judíos en el país y las leyes que restringían las libertades civiles de los judíos animaron a más personas a emigrar. Cuando Gadafi subió al poder en la década de 1960, quedaban pocos.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈