Enlace Judío – Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) realizarán un ejercicio a gran escala sobre el Mediterráneo en la primavera de 2022 con decenas de aviones que simularán un ataque contra el programa nuclear de Irán, según la cadena israelí Kan.

El reporte se produjo cuando los funcionarios israelíes intensificaron su retórica contra la República Islámica, incluida la amenaza de tomar medidas unilaterales contra Teherán.

Según el reporte, el ejercicio será uno de los más grandes jamás realizados por la Fuerza Aérea de Israel e incluirá docenas de aviones, incluidos los cazas F-15, F-35 y F-16, aviones espía Gulfstream G550 y reabastecimiento de combustible.

Los aviones realizarán el ejercicio a gran distancia sobre el mar Mediterráneo para simular la distancia, más de 1,000 kilómetros, que la aeronave necesitaría viajar en un ataque contra las instalaciones nucleares de Irán.

Esta no sería la primera vez que la Fuerza Aérea de Israel realiza ejercicios a estas distancias. A principios de este año, aviones israelíes participaron en un ejercicio dirigido por Grecia sobre el mar Mediterráneo.

El ejercicio está programado para realizarse en aproximadamente 6 meses, según Kan.

Las FDI no comentaron de inmediato sobre el informe.

Las conversaciones entre Irán y las potencias mundiales para frenar el programa nuclear de Teherán se reanudaron la semana pasada después de una suspensión prolongada de las pláticas. Aunque los políticos israelíes han dicho que apoyarían un acuerdo significativamente reforzado, también han enfatizado la necesidad de una amenaza militar creíble contra Irán como un “Plan B”.

En enero, el jefe del ejército Aviv Kohavi anunció que estaba dando instrucciones a los militares para que elaboraran nuevos planes para un ataque contra el programa nuclear de Irán. Las FDI recibieron miles de millones de shekels de financiación adicional para prepararse para un ataque de este tipo como parte del presupuesto nacional aprobado recientemente.

El mes pasado, Kohavi dijo al Comité de Defensa y Asuntos Exteriores de la Knéset que el ejército “está acelerando la planificación operativa y la preparación para hacer frente a Irán y la amenaza nuclear militar”.

Aunque los funcionarios israelíes han enfatizado que Israel podría llevar a cabo un ataque sin coordinarse con los EE. UU., algunos analistas han puesto en duda la capacidad de las FDI para hacerlo, ya que varias instalaciones iraníes están enterradas lo suficientemente bajo tierra como para requerir municiones particularmente poderosas, que actualmente solo EE. UU. posee.

Los informes de las últimas semanas han indicado que el ejército no está preparado para lidiar con Irán y está a meses o más de un plan viable.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío