Enlace Judío.- La Unión Europea no ha hecho lo suficiente para garantizar que su financiación a la Autoridad Palestina no apoye la incitación a la violencia y las violaciones de derechos humanos, según un estudio publicado el martes.

El informe de B’nai Brith dice que Bruselas debería imponer condiciones a la ayuda a los palestinos después de años ignorando el discurso de odio en los libros de texto y los pagos a los agresores y sus familias.

“A pesar de las regulaciones antiterroristas existentes, la UE no se ha ocupado de la financiación de la Autoridad Palestina a las familias de terroristas condenados, así como el problema persistente de la incitación al odio y el antisemitismo generalizado en los libros de texto palestinos”, escribieron los investigadores Tommaso Virgili y Paul Stott, quienes anteriormente fueron autores de un informe sobre las redes ocultas de los Hermanos Musulmanes en Europa.

El estudio fue encargado por B’nai Brith International, una organización judía sin fines de lucro que también defiende a Israel en los Estados Unidos y en el extranjero, publicó The Times of Israel.

El informe criticó a la UE por no garantizar la rendición de cuentas en el sistema educativo de la Autoridad Palestina. Los libros de texto palestinos han sido criticados durante mucho tiempo por contener incitaciones y discursos de odio, incluso en un estudio de la UE de 2021.

Bruselas es el mayor donante individual de la Autoridad Palestina y ayuda a pagar los salarios de muchos de sus funcionarios, incluidos los que diseñan los planes de estudio de la Autoridad Palestina. También es el segundo donante más grande de la Agencia de Obras y Socorro de las Naciones Unidas (UNRWA, por sus siglas en inglés), que apoya a los refugiados palestinos, habiendo enviado más de 157 millones de dólares en ayuda en 2021.

“Durante muchos años, la UE ha sido criticada por no alinear su práctica con los principios con respecto a la Autoridad Palestina y las organizaciones sin fines de lucro palestinas”, dijo el director de B’nai Brith, Alan Schneider, durante un seminario web que inauguró el informe.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, junto al enviado de la Union Europea a los palestinos Sven Kuhn von Bergsdorff (derecha) y la comisionada electoral Hanna Nasir (izquierda) en la inauguracion de una nueva sede de la Comision Electoral Central Palestina, el martes 9 de noviembre de 2021. (WAFA)

El informe también denunció que la UE no defiende sus propios valores cuando continúa financiando a la Autoridad Palestina, dada la práctica de ésta de pagar estipendios a las familias de los encarcelados o asesinados por las fuerzas israelíes. Los críticos llaman a la práctica “pagar por matar”, ya que los fondos también pueden ir a los palestinos condenados por brutales actos de terror.

La UE durante demasiado tiempo “hizo la vista gorda ante la práctica de pagos a las familias de terroristas condenados, elogiados como mártires”, dijo el parlamentario europeo David Lega durante el lanzamiento del informe.

Los investigadores argumentaron que Bruselas debería imponer condiciones a su ayuda a la Autoridad Palestina y considerar la adopción de una legislación que prohíba la ayuda mientras Ramallah continúe pagando estipendios a los prisioneros de seguridad palestinos y sus familias.

Si bien los funcionarios israelíes han condenado sistemáticamente los estipendios para prisioneros y la supuesta incitación en los libros de texto, el gobierno también ha tratado de reforzar a la Autoridad Palestina, considerada más moderada que sus rivales islamistas de Hamas, incluso aumentando la ayuda internacional a sus arcas que se agotan rápidamente.

Recientemente, en noviembre, Israel presionó a los donantes internacionales en Oslo, incluida la Unión Europea, para que intensificaran el apoyo a la Autoridad Palestina.

El informe eludió cualquier mención de la política de coordinación de seguridad de Ramallah con Israel, en la que las fuerzas de la Autoridad Palestina trabajan con la inteligencia israelí para tomar medidas enérgicas contra Hamas y los terroristas de la Jihad Islámica en Judea y Samaria (Cisjordania).

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío