Enlace Judío –Los ex primer ministros de Israel Ehud Olmert y Benjamín Netanyahu tuvieron este lunes un inusual encuentro en el Tribunal de Magistrados de Tel Aviv al dar comienzo un litigio entre ambos, informó The Times of Israel.

Asistieron Olmert y su abogado, así como Benjamín y Sara Netanyahu, su hijo Yair y su abogado.

En mayo, la familia de Netanyahu presentó una demanda por difamación contra Olmert por llamar al entonces primer ministro, su esposa Sara y su hijo mayor Yair “enfermos mentales” en entrevistas con medios de comunicación.

La demanda busca 257,000 dólares en daños y perjuicios por los “esfuerzos obsesivos de Olmert por dañar su buen nombre en público, por celos y profunda frustración”.

La sesión terminó cuando las partes se negaron a llegar a un compromiso, a pesar de que el juez las instó a hacerlo.

En un momento, Olmert aparentemente estaba dispuesto a disculparse por sus comentarios, pero luego se resistió cuando se sugirió que el tribunal establecería una suma de “compensación”, negándose a tolerar el uso de esa palabra, de acuerdo con el Canal 12. Por tanto, el caso continuará litigándose.

Cuestionado por el juez Amit Yariv en qué había basado sus comentarios, Olmert dijo el lunes: “Seguí sus acciones, escuché grabaciones de la familia, conversé con expertos y personas que están asociadas con ellos y los conocen bien. Me describieron comportamientos que popularmente se ven como un comportamiento anormal y loco”.

El abogado de Netanyahu, Yossi Cohen, dijo: “No entiendo cómo un hombre puede escribir tranquilamente que Sara Netanyahu estaba en un albergue de tratamiento. No tenemos ningún problema con el Sr. Olmert, ha pasado por cosas difíciles. Pero hay una familia sentada aquí que, en mi opinión, es una de las mejores de Israel, y tienen que escuchar que un ex primer ministro, que por cierto no tiene un pasado limpio, los llama enfermos mentales”.

Olmert purgó una condena de prisión tras ser declarado culpable de corrupción durante su tiempo como alcalde de Jerusalén, antes de convertirse en primer ministro. Benjamín Netanyahu ahora también está siendo juzgado por presunta corrupción mientras se desempeñaba como primer ministro.

Cohen en un momento dijo que “en otro país Olmert habría sido arrestado” por sus comentarios. A eso, el juez respondió: “Gracias a Dios no estamos en ese país”.

El abogado de Olmert, Amir Titonovich, pidió acceso a información médica sobre la familia. El juez respondió que no se trataba de los registros médicos de la familia, sino de si Olmert tenía una base para sus comentarios cuando los hizo.

Yariv también dijo que era “desafortunado que un tema doloroso como una enfermedad mental esté siendo tomado y convertido en un circo” en las presentaciones de ambas partes al tribunal.

Sugirió que Olmert debería “dejar constancia de que sus comentarios eran una opinión y que no sabe si son verdad o no, y que no cree que este sea un tema que el tribunal deba examinar”.

Si Olmert insiste en que sus comentarios fueron ciertos, advirtió el juez, eso requerirá una mayor carga de prueba de la defensa, lo que podría causarle dificultades.

Agregó que “ambas partes deberían tener interés en que esto no se convierta en un circo. Teniendo en cuenta la identidad de los bandos, por mucho que insistamos en que se trata de un asunto legal, se convertirá en un circo. No creo que eso sea de interés para ninguna de las partes”.

Yariv reprendió el domingo a la familia Netanyahu por intentar saltarse la sesión o realizarla por videoconferencia. La familia mencionó la dificultad de los arreglos de seguridad en su solicitud de no comparecer ante el tribunal en persona.

Yariv dijo que esperaba que los tres, como demandantes, asistieran y advirtió de las consecuencias si ignoraban su directiva.

En dos entrevistas separadas el año pasado, una con el Canal 12 y otra con el portal web Democrat TV, Olmert criticó a Netanyahu y dijo que “lo que es irreparable es la enfermedad mental del primer ministro, su esposa y su hijo”, refiriéndose a Yair Netanyahu.

“Necesitan tratamiento psiquiátrico”, dijo Olmert.

En respuesta a la demanda posterior, Olmert dijo en ese momento que estaba “divertido con la banda de locos”.

Olmert ha argumentado en su defensa que su opinión refleja el sentir en partes del público, y también que las palabras que utilizó no fueron calumnias.

También ha pedido al tribunal que le permita que un psiquiatra de su elección evalúe a los Netanyahu.

Olmert precedió a Netanyahu como primer ministro de Israel, y puso fin a su mandato antes de ser acusado formalmente de cargos de corrupción. Fue declarado culpable de fraude en 2014 y cumplió 16 meses de una sentencia de prisión de 27 meses.

Netanyahu está siendo juzgado actualmente en tres casos de corrupción separados. Él enfrenta cargos de fraude y abuso de confianza en los llamados Caso 1000 y Caso 2000, y cargos de soborno, fraude y abuso de confianza en el Caso 4000.

Netanyahu niega todas las acusaciones en su contra y dice que los cargos fueron fabricados por autoridades gubernamentales hostiles a él, en alianza con opositores políticos y los medios de comunicación.

Netanyahu y su familia también han estado involucrados en varios casos de difamación en los últimos años, tanto como acusados como demandantes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈