Enlace Judío – El primer ministro de Israel, Naftali Bennett y el ministro de Salud Nitzan Horowitz acordaron este lunes reducir el periodo de aislamiento para personas diagnosticadas con COVID-19 de siete a cinco días, informó Haaretz.

Un paciente con COVID debe tener dos pruebas negativas y no presentar síntomas para salir del aislamiento después del quinto día.

La medida que entrará en vigor el miércoles, se produce tras recientes llamados de expertos en salud para suavizar las pautas de aislamiento.

Según la decisión, también menores de 60 años no vacunados que entraron en contacto con un paciente confirmado deberán permanecer aislados durante cinco días, y salir solo después de dar negativo a COVID-19.

La Asociación Israelí de Médicos de Salud Pública sugirió exigir el aislamiento solo a pacientes con síntomas, personas en riesgo de enfermedad grave o en contacto con población de alto riesgo.

La profesora Idit Matot, directora de anestesiología, cuidados intensivos y dolor del Hospital Ijilov, también abogó por revaluar las pautas de aislamiento para pacientes asintomáticos.

“Quien no se siente bien debe quedarse en casa. El resto, que se libere y se dedique a otra cosa: que se ponga cubrebocas”, escribió hace unos días en su página de Facebook.

“Desde hace un mes comprendimos que la variante Ómicron es muy contagiosa, pero es menos agresiva, la locura de los aislamientos deben reevaluarse”, apuntó.

Previamente, el Ministerio de Salud consideró estas declaraciones como “una charla irresponsable que conduce a perder la confianza del público” y advirtió que de adoptarse, tales pautas darían lugar a un contagio más amplio y rápido.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. anunciaron hace tres semanas que reducirían el periodo de aislamiento para pacientes asintomáticos a cinco días, lo que llevó al grupo de expertos asesores de la dependencia sanitaria a considerar la cuestión.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico