Enlace Judío México  e Israel- Mustafá Kemal Ataturk es el personaje esencial de la Turquía moderna.

Dirigió el Movimiento Nacional Turco que desembocó en la guerra de la independencia y el establecimiento de la República de Turquía heredera del Imperio otomano.

Estableció una Turquía, laica y democrática con numerosas reformas legislativas. Fue un gran aficionado a la ópera. Fomento la música en Turquía con el establecimiento de orquestas, salas de concierto y teatros de ópera. Encargó varias óperas.

Uno de sus textos figura en la brillante “Segunda Sinfonía Gallipoli” de Can Atila. Es una persona esencial para la ópera y el derecho en Turquía.

Nació en 1881. Se llamaba Mustafá Kemal El, considerado comúnmente como sobrenombre o título de Ataturk fue el nuevo apellido que le asignaron a Mustafá Kemal como resultado de la Ley sobre los Apellidos de 1934.

Anteriormente, la población carecía de ellos y se conocía a la gente solo por su población de origen o por su ocupación.

Esa ley, aprobada por la Asamblea Nacional de Turquía, le adjudicó el apellido de «Ataturk» (que significa «padre» o «antepasado» turco).

Fundador y primer presidente de la República de Turquía.

Mustafá Kemal se consagró como general de renombre que permitió la victoria turca en la batalla de Galípoli.

Años después, tras la derrota del Imperio Otomano y la ocupación de Constantinopla entre 1918 y 1923 a manos de los Aliados y la partición del Imperio otomano, Mustafá Kemal encabezó el Movimiento Nacional turco, que desembocaría en la Guerra de Independencia Turca contra Grecia.

Sus brillantes campañas militares condujeron a la liberación del país y al establecimiento de la República de Turquía.

Ataturk supuso el final de la monarquía en Turquía, el fin de los sultanes.

La dinastía osmanlí, también llamada la Casa de Osmán, fue la familia gobernante del Imperio otomano desde su fundación en 1299 hasta su disolución en 1922.

Mehmet VI, el último sultán turco se exilió en Italia.

El país ya no era el Imperio Otomano. El nuevo país se llamó Turquía. Había perdido el 90% de su antiguo territorio incluido Israel.

Fue el final del Imperio lo que propició el movimiento para la refundación de Israel, dos mil años después.

Reformas

Como primer presidente de la República, Mustafá Kemal impuso una serie de reformas de gran alcance para crear un Estado moderno, democrático y laico.

Las reformas cambiaron profundamente la sociedad turca. Las más significativas fueron el cierre de las escuelas religiosas, la abolición de la sharía (ley islámica religiosa), la adopción de una Constitución y el calendario gregoriano, la prohibición del velo, la introducción de vestimenta occidental, el final de la poligamia y el divorcio por repudio, el matrimonio civil, la declaración de laicidad del Estado, la sustitución del alfabeto árabe por el latino, la concesión del derecho de voto a las mujeres y la posibilidad de ser elegidas para cargos políticos y la proclamación del domingo como día de descanso.

Lamentablemente un siglo después muchos de estos cambios tan trascendentales han sido puestos en cuestión por el presidente Erdogan. El parlamento europeo ha constatado en varias ocasiones el retroceso democrático de Turquía.

Ataturk había convertido la Iglesia de Santa Sofía en un museo. Erdogan decidió que fuera una mezquita.

En 2018, el Tribunal Constitucional rechazó la solicitud de una asociación turca de reabrir Santa Sofía al culto musulmán.

En contra de esta decisión Erdogan aprobó una ley para la reapertura de la basílica bizantina como mezquita borrando de un plumazo los deseos de secularidad del padre de la Turquía moderna.

Una verdadera lastima que Turquía en lugar de avanzar en el siglo XXI hay retrocedido. Ataturk modernizó Turquía. Erdogan parece devolver el país al siglo XIX.

Ópera y derecho

Ataturk era un apasionado de la música. Encargó la composición de óperas para la creación de una ópera nacional turca. Cuando el Sha de Irán visitó Turquía para inspirarse en las reformas Ataturk solicitó una ópera basada en la mitología para probar que los iranís y los turcos tienen orígenes comunes.

El compositor fue Adnan Saygun (1907-1991)) que integró en sus obras elementos de la música turca con la música clásica occidental.

Saygun es uno de los compositores conocidos como los «Cinco turcos» de la historia de la música turca y fue el creador de la primera ópera turca. El «Oratorio de Yenes Ere», la obra más interpretada de la música del periodo republicano de Turquía, es su composición más importante.

A instancias de Ataturk se instaló en Turquía el famoso compositor alemán Hindemith con el objeto de fundar el conservatorio estatal.

Uno de los mejores compositores turcos Can Atila (1969), rindió homenaje a Ataturk en su “Segunda Sinfonía Gallipoli” (2014) en la que utiliza textos de Ataturk.

Un promotor de la ópera y un legislador que cambió Turquía de arriba y abajo. Ópera y derecho fueron esenciales para Ataturk.

Las mujeres de Ataturk

La primera mujer de la vida de Ataturk se llamaba Fikiriye. Vivían juntos en Ankara. Teóricamente ella era su secretaria. En la práctica eran amantes. En 1922 Ataturk se enamoró de otra mujer, Latife. Era una intelectual graduada en la Universidad de la Sorbona de París. Se casaron en 1923.

Ataturk pretendía vivir simultáneamente con las dos mujeres, pero Latife se negó y exigió que Fikiriye abandonara la casa. Ataturk aceptó la solicitud de su esposa. Fikiriye se suicidó con una pistola que le había regalado el propio Ataturk tiempo antes.

Sobre el triángulo amoroso de Ataturk, Fikiriye y Latife escribió un libro el amigo de Ataturk Salih Bozok, aunque no fue publicado hasta 2005.

Latife fue la cara de la nueva mujer turca apareciendo con su marido con vestimenta occidental. Su matrimonio fue muy conflictivo y se divorciaron en 1925 a los dos años de casarse.

Durante su vida Ataturk adoptó doce niñas y un niño.

En lo que se refiere a la sexualidad se ha escrito que Ataturk era homosexual. Los historiadores más autorizados lo definen como bisexual.

Patrick Blufear escribe. “Las mujeres para Ataturk eran una forma de satisfacer sus apetitos masculinos, nada más. Su deseo estaba concentrado en chicos jóvenes”.

La relación con hombres la tuvo también estando casado. La influencia de sus hábitos sexuales se percibe incluso hoy. Turquía es el único país musulmán en el que no está prohibida la homosexualidad.

El romance más sonado de Ataturk fue con la actriz judía Zsa Zsa Gabor. Su diferencia de edad era de 40 años. Ataturk tenía 55 y Zsa 15 cuando iniciaron la relación.

Para Zsa fue la primera vez que se acostaba con un hombre. Ataturk la introdujo en la sexualidad y parece que aprendió bien la lección ya que tuvo una vida sentimental de lo más animado.

Lo más curioso de la relación entre ambos era que Ataturk tenía estrecha admiración por Hitler y más aún por Mussolini.  Hitler dijo en una ocasión “Mussolini es su primer discípulo y yo el segundo”. Es singular que se relacionara con una mujer judía.

Ataturk compró literalmente la virginidad de Zsa. Le regaló un diamante de gran valor con una nota indicándole el lugar discreto donde debían encontrarse. Cuando entro Zsa, Ataturk le dijo. “Sabía que no podrías resistirte. Ninguna mujer puede resistirse a la combinación de diamantes y suerte”.

Después de la primera cita los amantes se vieron todos los miércoles por la tarde con regularidad.

Zsa lo relató así “Pasábamos horas juntos en el escondite secreto de Ataturk abrazados. Me entusiasmaba con sus avances sexuales y me seducía con su perversión. Ataturk era muy malvado. Sabía perfectamente como dar placer a una mujer porque era un amante profesional, un Dios y un rey”.

A pesar de la diferencia de 40 años de edad Zsa se enamoró verdaderamente de Ataturk. “Me dio lecciones de amor, de pasión y de sensualidad. Me enseñó mucho de la vida y aprendí grandes cosas de él. Era un hombre fuerte seguro de sí mismo. Consiguió arruinarme las relaciones con todos los hombres que en un futuro ame o intente amar porque siempre los comparaba con él”.  Quizás ese fuera el motivo por el que Zsa colecciono matrimonios. Se casó nueve veces. Siempre insatisfecha pedía el divorcio.

En 1938 cuando la relación estaba en su máxima intensidad Ataturk murió con sólo 57 años de edad tras una vida de excesos y demasiado alcohol y tabaco. Zsa dejó Turquía. Con las lecciones de vida que le había dado Ataturk se dedicó al cine donde fue famosa.

Murió en 2016 cuando estaba a punto de cumplir 100 años. Nunca olvido a su gran amor, al hombre que le descubrió la sexualidad, el fundador de la Turquía moderna. Sobrevivió al amor de su vida ¡78 años!

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío.

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

 

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈