Enlace Judío – La ola de COVID-19 por la variante Ómicron ha alcanzado su punto máximo en Israel, pero cientos de miles más aún podrían infectarse antes de que disminuya, predicen expertos de la Universidad Hebrea, informó The Times of Israel.

Según los datos oficiales, más de un millón 500 mil personas, o alrededor de una sexta parte de todos los israelíes, se ha contagiado con la variante Ómicron hasta ahora.

Se prevé que al menos la misma cantidad de personas, y hasta 2.5 millones, se infecten al final de la ola durante las próximas dos semanas, según un equipo de la Universidad Hebrea que pronosticó las estadísticas de COVID-19 durante la pandemia.

“Sí, las infecciones se están desacelerando, pero todavía estamos muy cerca del pico, y una gran cantidad de personas seguirán infectadas a medida que avanzamos ‘cuesta abajo’ desde el pico”, dijo Ran Nir-Paz, especialista en enfermedades infecciosas. y parte del equipo interdisciplinario de estadísticas.

Agregó: “Parece que estamos siguiendo la trayectoria del Reino Unido, y la disminución de casos allí fue mucho más lenta que la aceleración, lo que sugiere que seguiremos teniendo muchos casos. Esperamos una disminución más rápida en Israel, pero lo que vimos en el Reino Unido sugiere que es posible que esto no suceda”.

El nuevo modelo se publicó el martes, cuando el primer ministro Naftali Bennett dijo que Israel está “en el punto álgido de la batalla” contra la variante y advirtió: “Todavía tenemos 10-14 días difíciles por delante”.

Nir-Paz enfatizó que todas las predicciones de su equipo se refieren a infecciones confirmadas y que estima que las infecciones reales son entre un 30 y un 100% más altas que las detectadas por los centros de pruebas gubernamentales, un modelo que encaja con otros expertos sobre la propagación real de la enfermedad.

Además de predecir los patrones de infección, el equipo de la Universidad Hebrea estimó que el número de pacientes en estado grave durante la ola de Ómicron es alrededor de un 30% más bajo de lo esperado gracias a la distribución de la cuarta dosis de la vacuna a personas de 60 años o más y entre la población vulnerable.

El promedio de siete días de nuevas infecciones diarias ha caído durante la última semana, de 71,695 a 64,349. Sin embargo, Nir-Paz sugirió que la caída puede haber sido exagerada como resultado de las tormentas de invierno en los últimos días que impidieron que aquellos que dieron positivo a través de pruebas en el hogar confirmaran la infección en los centros de prueba gubernamentales.

Señaló que debido a que los casos graves a menudo solo se desarrollan varios días después de una infección, la cantidad de pacientes hospitalizados en condiciones potencialmente mortales tardaría más en disminuir y “permanecer alta por un tiempo”.

“El hecho de que parezca que hemos pasado el pico significa que estamos en una buena situación, pero no es brillante, ya que todavía tenemos que hacer el descenso, que puede ser complicado”, dijo. “La gente puede empezar a relajarse, pero en términos de comportamiento deben seguir haciendo las mismas cosas y ser cautelosos”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈