Enlace Judío.- Unos 10 meses después de que un veterano de las FDI con trastorno de estrés postraumático se prendiera fuego públicamente, está caminando de nuevo, sorprendiendo a los médicos con su recuperación.

Atormentado por el trastorno de estrés postraumático y lo que vio como negligencia del estado, Itzik Saidyan se prendió fuego el año pasado, quemando el 97% de su cuerpo; tras pasar más de 30 cirugías, está en camino a la recuperación.

Itzik Saidyan sufrió quemaduras tan graves después de prenderse fuego frente a una oficina del Ministerio de Defensa en abril pasado que los médicos se mostraron escépticos de que sobreviviera. Pero después de más de 30 cirugías, está progresando.

“Es una especie de milagro que sobreviviera; con ese nivel de quemaduras, las probabilidades están en tu contra”, dijo a The Times of Israel el profesor Josef Haik, jefe del centro de quemaduras del Centro Médico Sheba. “Estamos decididos a utilizar su segunda oportunidad lo mejor que podamos y, para nuestra gran alegría, se está recuperando de manera asombrosa”.

Saidyan ha permanecido en la unidad de Haik desde la noche en que se inmoló. El equipo médico de Sheba ha superado obstáculos importantes, como que Saidyan tenga apenas una pulgada de piel sana en su cuerpo.

“Cuando llegó, tenía un 97 por ciento de quemaduras”, dijo Haik. “Llegó como media hora después de ocurrido el hecho. Se había puesto mucho líquido inflamable encima y se había prendido fuego.

“Las quemaduras eran tan profundas en algunos lugares que llegaban a los huesos. Eran tan malas que el único lugar donde podíamos “cosechar” la piel eran las plantas de los pies.

“Perdió gran cantidad de músculo debido al largo proceso de curación y al confinamiento en cama, pero ahora camina. Sus heridas están casi totalmente cerradas y está haciendo mucha rehabilitación”, continuó Haik. “Tiene una cama de pie que brinda el beneficio de un progreso ambulatorio temprano y permite volver a la posición de pie incluso si está ventilado, lo que ayuda a mantener el equilibrio y [a] prevenir las úlceras por presión”.

Prof. Josef Haik (izquierda), director del Departamento de Cirugia Plastica y Reconstructiva del Centro Medico Sheba y su Centro de Quemados, y cirujano plastico reconstructivo senior Dr. Moti Harats. (Centro Medico Sheba)

Saidyan ha estado hospitalizado desde que se prendió fuego frente a las oficinas del Departamento de Rehabilitación para soldados discapacitados de Petah Tikva, después de años de luchar para recibir la atención que solicitaba. En septiembre despertó del coma y desde entonces ha estado recibiendo apoyo psicológico y ayuda para su recuperación física.

Su inmolación puso bajo un intenso escrutinio el trato del Ministerio de Defensa a los veteranos heridos.

La Asociación de Veteranos de las FDI ha dicho que Saidyan estaba frustrado por el trato que le dieron las autoridades. El Ministerio de Defensa reconoció que tenía un 25% de discapacidad por su trastorno de estrés postraumático, pero había solicitado un reconocimiento del 50%. El ministerio se había negado, diciendo que al menos una parte de su condición se debía a un trauma infantil, no a su servicio militar.

Un trabajador medico en el banco de piel de la unidad de quemados del Centro Medico Sheba. (Cortesia del Centro Medico Sheba)

Saidyan sirvió en la Brigada de Infantería Golani durante la Operación Margen Protector de 2014. Participó en la Batalla de Shuja’iyya, un barrio de la ciudad de Gaza que vio algunos de los enfrentamientos más feroces del conflicto.

Muchos de sus tratamientos han utilizado tecnología innovadora, algunos de ellos desarrollados en Israel.

“Hemos utilizado sustitutos de la piel con queratinocitos, un invento israelí que crea una capa en la piel y también crea puntos a partir de pequeños trozos de piel que se curan y se esparcen para formar tejidos limpios”, dijo Haik.

Para Haik, tratar al veterano ha sido profundamente conmovedor.

“Mi hijo tiene su edad, y siento mucha identificación con este paciente”, comentó. “Mi hijo tiene un amigo que murió en el mismo evento en Gaza que le dio a Saidyan PTSD”.

Se maravilla de la recuperación que ve en la sala cada día.

“He tratado a más de 6000 pacientes con quemaduras hospitalizados y puedo contar con los dedos de las manos el número que hemos podido salvar”, dijo Haik.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈