Enlace Judío – Israel ha detectado primeros casos de la nueva variante de COVID-19 Deltacron, una combinación de las variantes Delta y Ómicron, recogió The Times of Israel.

La cadena israelí Kan informó que la variante apareció en secuenciaciones genéticas de laboratorio. El reporte no ha sido confirmado por el Ministerio de Salud de Israel.

Según el informe, se ha detectado un número limitado de casos en personas que regresaron de Europa.

La Dra. Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló que la variante se ha detectado en Francia, Países Bajos y Dinamarca en niveles bajos.

“Deltacron ha circulado en Europa durante los últimos dos meses y hasta ahora no ha mostrado signos de propagarse más que otras variantes”, explicó.

“La recombinación es algo que se espera dada la gran cantidad de circulación que vimos tanto con Ómicron como con Delta”, añadió.

Sin embargo, aclaró que por el momento no se ha detectado “ningún cambio en la epidemiología ni en la gravedad, pero hay varios estudios en curso”.

Por su parte, el inmunólogo Cyrille Cohen, de la Universidad de Bar Ilan comentó que “la aparición de la variante no es sorprendente, como tampoco lo es que llegue a Israel desde Europa”.

“Hasta ahora, las variantes que veíamos eran formas alteradas de una cepa anterior de COVID-19, mientras que esta es una combinación de dos. Esto demuestra el concepto de la “recombinación”, es decir, que dos variantes pueden combinarse en una sola. Hasta ahora, esto era meramente teórico con COVID-19″, explicó .

Coincidió en que la variante no es motivo de preocupación, ya que no hay indicios de que cause una enfermedad más grave que otras cepas y, basándose en su lenta propagación hasta ahora, no se espera que sea dominante.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico