Juntos venceremos
jueves 25 de julio de 2024

Rabino principal de Moscú, en el exilio por negarse a respaldar la invasión de Ucrania

(JTA) — Como líder de un gran grupo rabínico europeo, Pinchas Goldschmidt viaja regularmente dentro y fuera de Moscú, donde ha trabajado desde 1993 como rabino principal de la ciudad.

CNAAN LIPHSHIZ

Pinchas Goldschmidt no tiene planes de regresar a Rusia, a donde ha ingresado regularmente para trabajar desde 1993, después de haber sido presionado por las autoridades para respaldar una “operación especial”.

Pero la última vez que salió, dos semanas después de que Rusia invadiera a la vecina Ucrania, lo hizo sin un plan firme de regreso. Y ahora está oficialmente trabajando en el exilio después de recibir presiones de las autoridades rusas para apoyar la guerra, según su nuera.

“Finalmente puedo compartir que mis suegros, el Gran Rabino de Moscú @PinchasRabbi y su esposa Dara Goldschmidt, recibieron presiones de las autoridades para apoyar públicamente la ‘operación especial’ en Ucrania, y se negaron”, tuiteó Avital Chizhik-Goldschmidt el martes.

Chizik-Goldschmidt, una periodista que vive en la ciudad de Nueva York, compartió un informe del periódico francés Le Figaro que detalla la experiencia de su suegro, que incluyó un período de recaudación de fondos en Europa occidental seguido de una visita a Israel con su propio padre, donde permanece hoy.

Contactado por la Agencia Telegráfica Judía, Goldschmidt se negó a comentar o responder preguntas sobre si cree que regresará a Rusia, donde fue reelegido como líder de la Sinagoga Coral de Moscú el martes.

Goldschmidt no ha sido un crítico vocal de la guerra, aunque Le Figaro informó que estaba lo suficientemente preocupado como para comunicarse con los rabinos en la vecina Moldavia a mediados de febrero, días antes de que Rusia invadiera Ucrania, para advertirles sobre una posible avalancha de refugiados.

El Papa Francisco saluda al rabino Pinchas Goldschmidt durante un Encuentro Internacional por la Paz en Roma, el 7 de octubre de 2021. (Franco Origlia/Getty Images via JTA)

Otros rabinos importantes en Rusia, incluido el rabino principal del país, Berel Lazar, se han quedado en el país incluso después de criticar la guerra.

Pero el estatus de Goldschmidt en Rusia ya se ha visto sacudido por la política en el pasado.

En 2005, a Goldschmidt, que ha estado presente en Moscú desde 1989, le negaron repentinamente la entrada al país. Pasaron varias semanas antes de permitirle volver a entrar. Las autoridades no dieron ninguna explicación oficial sobre la denegación de entrada, pero algunos funcionarios hicieron referencias no especificadas a “cuestiones de seguridad nacional”.

Goldschmidt se ha negado a comentar al respecto, pero el asunto coincidió con una lucha de poder que terminó con Lazar y sus rabinos afiliados a Chabad dominando el panorama de la vida institucional judía rusa.

A Goldschmidt, un rabino nacido en Suiza no afiliado a Chabad, finalmente le permitieron ingresar a Moscú, pero la trayectoria de su carrera se centró cada vez más en Europa occidental. Se ha desempeñado como presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos desde 2011.

Según los informes, Goldschmidt se queda en Israel. Los principales rabinos asquenazíes y sefardíes de Israel, David Lau e Yitzhak Yosef, escribieron una carta a los líderes de las comunidades judías rusas pidiéndoles que respetaran la autoridad de Goldschmidt a pesar de que “no puede permanecer en su congregación”, reveló el Post el martes.

“La corte rabínica que presidía continúa operando bajo su guía y brinda una respuesta adecuada a los necesitados”, escribieron.

De vuelta en Moscú, la Federación de Comunidades Judías de Rusia de Lazar se ha diferenciado de otros grupos religiosos en su abierta oposición a la guerra.

Vista exterior de la Sinagoga Coral de Moscu, una de las principales sinagogas de Rusia y de la antigua Union Sovietica. (Universal History Archive/Universal Images Group via Getty Images a traves de JTA)

El mismo Lazar escribió en un comunicado: “Detengan la locura para que no muera más gente”. Y criticó al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, por decir que Adolf Hitler era de ascendencia judía. (La afirmación infundada fue el intento de Lavrov de establecer analogías entre el líder de la Alemania nazi y el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, que es judío).

“Sería bueno que se disculpara con los judíos y simplemente admitiera que estaba equivocado”, escribió Lazar sobre Lavrov.

Fue una reprimenda inusual por parte de Lazar, de quien se piensa que disfruta de fuertes lazos con el presidente ruso Vladimir Putin y miembro del círculo íntimo del dictador.

El hecho de que ocurriera en el contexto de la guerra de Ucrania, que ha desencadenado una cacería de brujas contra supuestos traidores en ambos países, no hizo más que acentuar las tensiones en torno a este tema.

Esta actitud de la organización de Lazar es marcadamente diferente a la línea adoptada por la Iglesia Ortodoxa Rusa, cuyo obispo principal, el patriarca Kirill, es un partidario vocal de la campaña de Putin en Ucrania.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈