Enlace Judío – La ministra de Energía de Israel, Karine Elharrar, realizó una visita este martes a la plataforma de extracción de gas de Karish, días después de que las FDI interceptaran drones de Hezbolá que se dirigieron a la instalación estratégica, informó The Times of Israel.

“El inicio de la producción de gas natural de Karish, que se espera para septiembre, es esencial para la economía energética israelí y mundial”, dijo Elharrar en un comunicado después de su visita, destacando el reciente acuerdo histórico que Israel firmó el mes pasado en El Cairo acordando exportar gas natural a la UE a través de Egipto.

“El campo de Karish es un activo económico-estratégico del Estado de Israel”, agregó Elharrar. “Cualquier intento de dañar la plataforma, que se encuentra en las aguas económicas de Israel, será respondido con la variedad de herramientas a nuestra disposición”.

La visita de Elharrar se produjo el mismo día en que el primer ministro, Yair Lapid, se reunió en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, y el campo de gas de Karish ocupó un lugar destacado en la agenda.

Lapid le dijo al líder francés que Israel no dejaría que la reciente actividad de Hezbolá quedara sin respuesta.

“Hace unos días, los vehículos aéreos no tripulados de fabricación iraní intentaron atacar una plataforma de gas israelí cerca de la costa libanesa”, dijo Lapid en París el martes.

“Estos vehículos aéreos no tripulados fueron enviados por Hezbolá, una organización terrorista que amenaza la estabilidad del Líbano, viola su soberanía, lo empuja hacia una peligrosa escalada con Israel y daña los intereses nacionales del Líbano, un país que sé que es muy querido para usted”.

Israel no se quedará sentado y no hará nada, dados estos repetidos ataques”, dijo Lapid al líder de Francia, que tiene estrechos vínculos con el Líbano.

Macron dijo en la conferencia de prensa que ambas partes deben “evitar cualquier acción” que pueda empeorar las relaciones entre Israel y el Líbano.

El sábado, las FDI dijeron que interceptaron con éxito tres drones de Hezbolá que se dirigían al campo de gas de Karish. Hezbolá había amenazado el campo en las últimas semanas, que se encuentra en un área que tanto el Líbano como Israel reclaman como propia.

La disputa fronteriza marítima entre las dos naciones se ha prolongado desde hace varios años.

A pesar de los intentos de EE. UU. de negociar un acuerdo, las conversaciones se han estancado repetidamente sobre el tema, aunque el enviado de EE. UU. para Asuntos Energéticos, Amos Hochstein, dijo la semana pasada que se habían logrado algunos avances en las negociaciones recientes.

El jefe de Hezbolá, Hassan Nasrallah, amenazó a Israel después de que una nueva plataforma de perforación llegara al campo de gas hace un mes, diciendo que su organización es capaz de evitar tal acción, incluso por la fuerza.

“Nos comprometemos con el pueblo libanés: la resistencia es material y militarmente capaz de evitar que el enemigo extraiga gas del disputado campo de Karish”, dijo Nasrallah el mes pasado. “Ningún paso tomado por el enemigo puede proteger esta nave o esta operación de extracción”.

Después del incidente del sábado, Hezbolá confirmó que lanzó los tres drones desarmados y dijo que tenían la intención de llevar a cabo una “misión de reconocimiento” en el área.

Hezbolá agregó que la misión se cumplió con éxito y “se transmitió un mensaje”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío