Juntos venceremos
sábado 20 de julio de 2024
Científicos de la Universidad de Tel Aviv

Científicos israelíes combaten el cáncer cerebral en ratones

Enlace Judío – Científicos de la Universidad de Tel Aviv lograron combatir el glioblastoma multiforme (GBM), un tipo de cáncer cerebral muy agresivo, en ratones de laboratorio, informó The Times of Israel.

Actualmente intentan encontrar medicamentos que reproduzcan el efecto en humanos. Esperan poder reutilizar un fármaco ya existente que resulte prometedor en un plazo de dos años.

El método consiste básicamente en “matar de hambre” a los tumores de glioblastoma eliminando su fuente de energía, señala el Dr. Lior Mayo, inmunólogo cerebral y autor principal del estudio.

Normalmente los científicos intentan atacar los tumores directamente, por ejemplo con quimioterapia. “En su lugar, decidimos preguntarnos si hay algo que podamos cambiar en el entorno del tumor que pueda perjudicarlo”, explica.

Los tumores de glioblastoma desplazan a los astrocitos (células cerebrales) circundantes a un estado inusualmente activo. Mayo, y sus estudiantes de doctorado Adi Tessler y Rita Perelroizen estudiaron los astrocitos y su papel en el desarrollo de los tumores.

A través de la ingeniería genética, crearon ratones con tumores de glioblastoma, y luego eliminaron los astrocitos alrededor del tumor. “Descubrimos que los tumores desaparecían y se mantenían alejados mientras inhibíamos los astrocitos”, indica Mayo.

“Incluso cuando dejamos de inhibir los astrocitos, alrededor del 85 por ciento de los ratones continuaron en remisión”. Sin embargo, en el grupo de control, en el que los astrocitos no fueron eliminados, todos los ratones murieron”.

Los científicos sugieren que “dirigirse a la señalización inmunometabólica de los astrocitos puede ser útil para tratar este tumor cerebral sumamente agresivo”.

El estudio publicado en la revista Brain concluyó que los astrocitos ayudan a los tumores de dos maneras. En primer lugar, manipulan las células inmunitarias que normalmente protegen al organismo para que ayuden a los tumores. Los astrocitos secretan proteínas en los tumores que cambian su comportamiento.

Segundo, los astrocitos convierten el colesterol en una fuente de energía para los tumores. Aunque ya se sabía que los tumores cerebrales obtienen su energía del colesterol, no se sabía cómo y dónde ocurre esto.

“Descubrimos que los astrocitos suministran la energía necesaria para el crecimiento del tumor, mediante la secreción de colesterol. El colesterol se sintetiza en energía y lo envían a las células tumorales, que lo utilizan como combustible”, explica Mayo.

Señaló que el siguiente paso es adaptar los hallazgos en un tratamiento para humanos. “Somos optimistas. Si podemos reutilizar un fármaco existente, como esperamos, podríamos tardar unos dos años, pero si se requiere un fármaco nuevo tardaría más tiempo“, concluyó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈