Enlace Judío- El Consulado de Israel en Barcelona, que con tanto acierto dirige Josef David, ha organizado la presentación de un nuevo libro sobre los judíos en España. El acto tuvo lugar en una sala abarrotada del prestigioso Círculo Ecuestre de Barcelona. La presentación estuvo a cargo de Josef David y de Uriel Macías, autor del libro.

En la fotografía de izquierda a derecha Jose María Asencio, coordinador sección territorial de Cataluña de la asociación judicial Jueces para la Democracia, Santiago Tarin, periodista del diario La Vanguardia, Javier Medina, abogado, Josef David, Uriel Macías y el autor de esta crónica.

El acto se enmarca dentro de las actividades que desarrolla el consulado de Israel en Barcelona

El consulado fue reabierto por el President Puigdemont en Junio de 2017 y desde entonces es dirigido por Josef David. En marzo del presente año, David fue elegido secretario general del Cuerpo Consular de Barcelona.

La ciudad condal cuenta en este momento con 98 consulados y es la tercera ciudad del mundo que tiene más consulados tras Nueva York y Hong Kong.

En la presentación además de Josef David y Uriel Macías intervinieron Ana Bejarano, profesora de la Universitat de Barcelona, Arnau Pons, poeta y traductor, Vicenç Villatoro, escritor y periodista y Paloma del Rosal de la Biblioteca Sefarad.

La sala estaba completamente llena con numerosos cónsules y personalidades de la cultura, la política y el derecho en Cataluña lo que demuestra la capacidad de convocatoria y habilidad diplomática de Josef David.

La realidad judía en la Historia de España y su diáspora

Es el título de este libro que permite aproximarse por primera vez a cuatro siglos y medio de legado judeo-español a un golpe de clic.

La edición no tiene precedentes e incluye en sus páginas un catálogo que constituye su eje medular y está compuesto de 436 volúmenes aparecidos entre 1478 y 1948, escritos en su generalidad en judeo-español, hebreo, castellano y catalán, y a los que el lector puede acceder digitalmente a través de un código QR lo que constituye una atractiva novedad tecnológica.

Los textos proceden de la Biblioteca Sefarad de José Jiménez Salazar, de 20.000 títulos, y están divididos en cinco partes; Judíos en España, Inquisición y Conversos, Anti judaica, Sefárdica y Miscelánea,

La ingente labor de documentación para analizar, comentar y contextualizar históricamente todos y cada uno de los cientos de volúmenes seleccionados para una obra que tiene vocación enciclopédica ha correspondido al investigador y especialista en bibliografía judía Uriel Macías.

En la España de la Edad Media «lo judío pudo ser en ocasiones algo extraño o malquerido pero nunca ajeno; formaba parte inseparable de un rico y complejo entramado social», mantiene en la introducción del libro Uriel Macías.

El autor  destacó en su presentación en Barcelona el importante aporte judío «al acervo de la identidad española»

Macías explicó que durante 1500 años hubo presencia judía en la península ibérica, donde los judíos eran una minoría importante en diferentes aspectos de la vida, en especial por su aporte a la identidad española, y al fermento de una España más plural. En el libro se refleja la enorme contribución intelectual tanto en Al Ándalus como en los reinos cristianos, con grandes personalidades en campos como la medicina, la astronomía o la poesía.

Macías destaco que hay dos cosas que explican el gran número de personalidades judías en los ámbitos del conocimiento. Una, los judíos, sabían leer y escribir en una época en que casi todo el mundo era iletrado. En la Edad Media solo un porcentaje muy reducido de la población sabía leer y escribir. En el caso de los judíos prácticamente todos leían y escribían por razones religiosas, para aprender la Torah. Y saber leer y escribir les permitía el acceso al conocimiento.

La segunda razón es que el judaísmo es una religión en la cual la pregunta y el cuestionamiento son parte esencial del sistema de aprendizaje. Y el avance en la ciencia no suele ser el resultado de una respuesta sino de una buena pregunta. Macías apostillo que ese sistema de aprendizaje es «una marca de identidad del Judaismo».

Según Macías, en la Edad Medía, como ejemplo del resultado de ese método puede servir el filósofo, astrónomo y médico hebreo cordobés Maimónides, para los judíos único personaje histórico que se puede comparar al Moisés bíblico.

También pueden servir los descendientes de conversos que después alumbraron el Siglo de Oro. Entre otros, el teólogo Francisco de Vitoria, los místicos Luis de León y Teresa de Ávila (Santa Teresa), el poeta Luis de Góngora, el humanista Luis Vives y el dramaturgo toledano Fernando de Rojas, autor de «La Celestina».

Macías cautivó a la nutrida audiencia con su erudición.

 

*Pedro Beltrán es presidente de la Asociación Europea de Abogados.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío. Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.