Enlace Judío.- Dos explosiones en dos paradas de autobús cerca de las entradas a Jerusalén el miércoles por la mañana dejaron al menos 14 personas heridas, incluidas dos de gravedad, dijeron la policía y los médicos, publicó The Times of Israel.

Aryeh Shtsupak, de 15 años, es el adolescente muerto en el ataque terrorista de Jerusalén el miércoles por la mañana. Era residente de Har Nof y estudiaba en una Yeshiva cerca de la entrada de la ciudad.

La primera explosión ocurrió cerca de la entrada principal de Jerusalén en Givat Shaul, poco después de las 7 a. m., hora pico de pasajeros.

Las fuerzas de seguridad israelies se reunen en Jerusalen tras una explosion en una parada de autobus el 23 de noviembre de 2022. (Menahem KAHANA / AFP)
Personal de seguridad en la escena de un presunto ataque terrorista a la entrada de Jerusalen, el 22 de noviembre de 2022 (Olivier Fitoussil/Flash90)ôéâåò

Once personas resultaron heridas en la explosión, incluidas dos críticos y dos de gravedad, dijeron funcionarios médicos.

La escena de una explosion a la entrada de Jerusalen, 22 de noviembre de 2022 (Olivier Fitoussil/Flash90)פיגוע
Las fuerzas de seguridad israelies caminan en Jerusalen luego de una explosion en una parada de autobus, 23 de noviembre de 2022 (Menahem KAHANA / AFP)

Las víctimas fueron trasladadas a los hospitales Shaare Zedek y Hadassah Ein Kerem de la ciudad.

Una segunda explosión ocurrió poco después de las 7:30 a.m., en el cruce de Ramot, otra entrada a Jerusalén.

Tres personas resultaron levemente heridas por la metralla en la segunda explosión, dijeron los médicos.

Se cree que las explosiones fueron causadas por un artefacto explosivo dejado en bolsas, según informes iniciales de los medios de comunicación en hebreo.

Al visitar la escena, el comisionado de policía de Israel, Kobi Shabtai, dijo que podría haber dos atacantes.

No hubo reclamos inmediatos de responsabilidad.

Los servicios de seguridad estaban barriendo el área en un intento de encontrar a cualquier sospechoso relacionado con las explosiones.

La policía ha cerrado la carretera de la Ruta 1 después de la primera explosión.

El ministro de Seguridad Pública, Omer Barlev, habló con el jefe de policía y se esperaba que visitara las escenas de los ataques, dijo su oficina.

Las explosiones se produjeron en medio de un aumento de las tensiones, tras una serie de ataques palestinos que han dejado 29 muertos en Israel incluidas Judea y Samaria desde principios de año.

En los últimos meses ha habido varios apuñalamientos e intentos de apuñalamiento en Jerusalén, principalmente en la Ciudad Vieja. El mes pasado, un palestino armado mató a un soldado israelí en un puesto de control cerca de Jerusalén.

En primavera, los militares lanzaron una importante ofensiva antiterrorista en Judea y Samaria tras los ataques.

Los atentados con bombas en autobuses y lugares públicos fueron un sello distintivo de la Segunda Intifada entre 2000 y 2005, pero en su mayoría disminuyeron en los últimos 17 años, lo que los funcionarios israelíes atribuyeron al aumento de las medidas de seguridad, incluida la barrera de seguridad de Judea y Samaria, y  mejor inteligencia.

En 2016, el grupo terrorista Hamás fue acusado de bombardear un autobús en Jerusalén, dejando 21 heridos. Y en 2011, una bomba escondida en una mochila explotó en una parada de autobús frente al Centro Internacional de Convenciones de Jerusalén, matando a dos personas e hiriendo a decenas más.

Esta es una historia en desarrollo.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío