miércoles 28 de febrero de 2024
Anajnu Veatem en el Teatro de la Ciudad

Con “Sheejeyanu”, Anajnu Veatem pone al público de pie para celebrar su 50 aniversario

Enlace Judío – Con una explosión de color, música y movimiento, Anajnu Veatem celebró 50 años de existencia el domingo 4 de diciembre, en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, ante una audiencia emocionada que colmó el mítico recinto capitalino. 

“Sheejeyanu” fue el nombre que la compañía de danza judía más importante de México eligió para el espectáculo con que celebraría 50 años de vida. Y como en la bendición de la que tomaron la frase, los bailarines, exbailarines, coreógrafos y directores hicieron de esta fiesta un acto de gratitud hacia aquellos que les han permitido llegar a celebrar cinco décadas de brindar su energía a varias generaciones de espectadores.

Tal y como lo habían anticipado en la entrevista que Enlace Judío les hizo a Dan Salomón y Guillermo Triestman, Anajnu Veatem proyectó en las pantallas del teatro un video de gran manufactura que muestra al elenco actual de la compañía bailando en distintas locaciones del país.

Antes habían interpretado “Inyan Shel Zman”, “Der Klezmer Tanz” y “Sefarad Op 4”, piezas con las que el elenco actual de la compañía recordó momentos clave de las tres últimas décadas de vida del grupo más profesional entre los bailarines amateur de danza judía.

Con “Ayartma”, bailarines seleccionados de las cinco décadas de vida de Anajnu Veatem sedujeron a un público que acusó de recibo el gesto nostálgico y aplaudió emocionado la tradicional muestra de ímpetu, colorido y entusiasmo que los ejecutantes imprimieron a la pieza de de 2009.

“Sheejeyanu” es el nombre de una nueva coreografía, estrenada este domingo como cierre al primer bloque del espectáculo, que dejaría el ambiente servido para que el grupo rematara, poco después, un espectáculo construido minuciosamente para llevar al público por una montaña rusa de emociones.

Bailarines representantes de las cinco décadas de la compañía Anajnu Veatem volvieron al escenario tras el intermedio para dar nueva vida a otras piezas legendarias, pero no fue sino hasta que interpretaron “Un poco de lo nuestro”, que los más de mil asistentes al Teatro de la Ciudad se pusieron de pie para estallar en un solo júbilo compartido.

Lo que sea que le haya dado aliento a Anajnu Veatem durante 50 años debió de haber atestiguado el suceso, porque así, juntos, bailarines, coreógrafos y público, fueron por unos momentos un solo ser que se mecía como un prolongado aliento que va cruzando, como si fuera un río, el tiempo y el espacio.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

Relacionadas

Lo más leído
Lo más reciente
Obituarios

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad