(JTA) — Muchos judíos libios en la diáspora  saben que aunque regresen a Libia algún día, ya no podrán visitar las tumbas de sus padres, abuelos u otros seres queridos que vivieron en el país mientras fue el hogar de más de 30.000 judíos.

DAVID I. KLEIN

Los nombres de 1.800 fallecidos son conmemorados en una serie de placas de mármol en un cementerio judío italiano después de que el exdictador del norte de África destruyera casi todas las tumbas judías.

Una nueva iniciativa en uno de los cementerios judíos de Roma tiene como objetivo proporcionar un cierre, según un informe de British Jewish News.

Casi todos los cementerios judíos de Libia, excepto uno construido en los terrenos de un campo de concentración dirigido por italianos, fueron demolidos durante el reinado de Muammar Gaddafi, el excéntrico hombre fuerte que gobernó el estado del norte de África desde 1969 hasta su ejecución en 2011.

La guerra civil se desató en Libia hasta 2020, y no hay casi nada que mostrar de lápidas judías, ya que los terrenos del cementerio han sido reemplazados durante mucho tiempo por parques, edificios de apartamentos y otras construcciones.

La semana pasada, según Jewish News, se descubrieron 16 placas de mármol en la sección judía del cementerio Prima Porta de Roma, con 1.800 nombres de judíos libios que se sabe que fueron enterrados en Libia.

Antes de obtener la independencia después de la Segunda Guerra Mundial, Libia había sido una colonia italiana, y muchos judíos libios huyeron a Italia para escapar de los pogromos antisemitas y otras persecuciones que estallaron en el estado del norte de África después del establecimiento del Estado de Israel, y nuevamente después de la Guerra de los Seis Días de 1967.

La sinagoga judia abandonada, conocida como Dar Bishi, en la Ciudad Vieja de Tripoli, capital de Libia, 12 de abril de 2015. (Mahmud Turkia/AFP vía Getty Images)

“Trae un cierre”, dijo al medio británico Penina Meghnagi Solomon, judía libia de 73 años que ahora vive en Santa Mónica, Italia. “Cuando tus seres queridos no tienen tumba, es de gran ayuda si hay un lugar con su nombre, donde puedes venir y encontrar paz”.

Las placas fueron financiadas por Judy Saphra, una filántropa judía británica nacida en Libia que encontró refugio en Italia cuando se vio obligada a huir siendo una niña.

“Este monumento a mi padre es a un hombre que nunca conocí: nací después de su muerte a manos de los árabes libios simplemente porque era judío”, dijo a Jewish News.

“Nunca vi su tumba porque mi afligida madre quería evitarme el dolor de una pérdida tan grande. Solo años después, mientras asistía al funeral de su propio padre, me tomó de la mano para ver la tumba de mi padre. Por eso quería conmemorar y patrocinar este memorial: en nombre de mi padre y de la comunidad judía de Libia en Roma”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈