Juntos venceremos
sábado 20 de julio de 2024
Protesta contra el gobierno entrante en Tel Aviv

Miles protestan en Tel Aviv contra nueva coalición de gobierno

Enlace Judío – Miles de personas protestaron el sábado por la noche en Tel Aviv contra el gobierno entrante encabezado por el líder del Likud, Benjamín Netanyahu, advirtiendo que la democracia israelí está en peligro, informó The Times of Israel.

La protesta, bajo el título “Esto es una emergencia, la democracia israelí está en peligro“, fue organizada por el Movimiento por un Gobierno de Calidad en Israel, una organización sin ánimo de lucro que pretende proteger el interés público.

El bloque de Netanyahu, formado por su partido, el Likud, dos facciones ultraortodoxas y tres partidos de extrema derecha, impulsa leyes polémicas en la Knéset como condición previa para finalizar la formación del gobierno de línea dura antes de la fecha límite del miércoles.

El presidente del Movimiento por un Gobierno de Calidad en Israel, Eliad Shraga, se dirigió a la multitud y calificó a los miembros del próximo gobierno de “hombres malintencionados, criminales convictos y convictos en potencia”.

Los acusó de intentar aplicar la “terapia de conversión” a la democracia israelí, una referencia a métodos pseudocientíficos y sin fundamento que tratan la homosexualidad como una enfermedad mental.

La práctica sigue siendo aceptada en algunos círculos conservadores y religiosos, incluida la base de apoyo de algunos partidos que forman parte de la coalición entrante.

“Nunca renunciaremos a nuestras libertades y derechos. Y nunca, pero nunca, nos rendiremos ni a la corrupción ni a los corruptos con cargos penales”, prometió Shraga.

El exministro de Defensa y exjefe de las Fuerzas de Defensa de Israel, Moshé Ya’alon, dijo durante su intervención que Netanyahu sacrificó los intereses del Estado por sus necesidades personales.

“Trabajaremos a través de tres canales: trabajaremos a través del canal político como oposición en la Knéset, trabajaremos a través del canal legal dirigido por el Movimiento por la Calidad del Gobierno, y trabajaremos a través del canal de protesta con los ciudadanos que tomarán las calles”, destacó Ya’alon.

“En el espíritu de Janucá, alejaremos la oscuridad”, concluyó Ya’alon, en referencia a la festividad judía que comienza esta noche.

La ministra de Transporte saliente, Merav Mijaeli, elogió la manifestación en un mensaje de Twitter: “Contra una ola oscura y peligrosa, ustedes se alzan con un tremendo rayo de luz. Al final, la luz prevalecerá y vencerá”, escribió.

La reforma judicial del próximo gobierno incluye una cláusula de anulación que limitará el poder judicial al permitir a la Knéset volver a legislar las leyes anuladas por la Corte Suprema de Justicia.

Los miembros de la coalición entrante se han comprometido a aprobar la cláusula de anulación, al tiempo que exigen el control sobre el comité que selecciona a los jueces.

Los rivales políticos de Netanyahu y destacadas figuras jurídicas sostienen que la reforma judicial y especialmente la cláusula de anulación, destruirán el sistema democrático de Israel, dejando a la mayoría parlamentaria de turno sin frenos para ejercer su poder.

Los socios de extrema derecha y ultraortodoxos del Likud exigen además modificar una de las leyes básicas semiconstitucionales de Israel para permitir que el líder del partido Shas, Arieh Deri, sea nombrado miembro del gabinete a pesar de haber sido condenado a una pena de prisión suspendida.

Otro proyecto de ley concedería al presidente de Hatzionut Hadatit, Bezalel Smotrich, el control de la Administración Civil en Judea y Samaria (Cisjordania).

Una iniciativa adicional en tramitación ampliará la autoridad del próximo ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, sobre las fuerzas policiales, y otra dificultará a diputados rebeldes renunciar a sus partidos sin ser sancionados.

Netanyahu tiene hasta el 21 de diciembre para declarar que ha formado una coalición, y una semana después para su aprobación por la Knéset.

La semana pasada, la fiscal general Gali Baharav-Miara advirtió que la reforma judicial del próximo gobierno podrían convertir a Israel en una “democracia de nombre, pero no en esencia”.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Esther Hayut también se ha pronunciado en contra de los cambios previstos en el sistema judicial.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈