Enlace Judío – La Knéset dio inicio este lunes al debate sobre las primeras iniciativas de ley de la controvertida reforma judicial del gobierno de Benjamín Netanyahu, informó The Times of Israel.

Antes del debate, que se dio en medio de otra manifestación masiva, varios diputados del partido Yesh Atid organizaron una protesta en el pleno, envolviéndose en banderas israelíes cuando comenzó el debate. Fueron escoltados fuera del salón.

Varios ciudadanos en la galería de espectadores se acercaron a sus divisores de vidrio y golpearon fuertemente hasta que fueron removidos a la fuerza.

“Me pregunto si les importa”, dijo el jefe de Yesh Atid y líder de la oposición, Yair Lapid, a los diputados del gobierno, acusándolos de estar “desgarrando” la sociedad israelí al impulsar la reforma judicial.

Patrocinadas por el Comité de Constitución, Ley y Justicia de la Knéset, las iniciativas presentadas al pleno proponen transformar el proceso de elección de los jueces del país, dando al gobierno un control significativo del Comité de Selección Judicial.

Asimismo impedirían que la Corte Suprema de Justicia ejerciera la revisión de las Leyes Básicas.

Aunque son solo las dos primeras de varias iniciativas que conforman la reforma judicial del gobierno, las votaciones del lunes son un posible punto de inflexión en este agrio proceso político en Israel.

Sus defensores dentro del gobierno, principalmente el ministro de Justicia, Yariv Levin, y el jefe del Comité de Constitución, Ley y Justicia, Simja Rothman, han dicho que entablarán un “diálogo” con la oposición una vez que las iniciativas hayan sido aprobadas en su primera lectura en el pleno.

Mientras tanto, los líderes de la oposición advirtieron que llevar a cabo la votación podría ser una sentencia de muerte para cualquier negociación potencial.

Más temprano este lunes, el Comité dirigido por Rothman siguió adelante con otra de las iniciativas de la reforma judicial, que creará inmunidad preventiva para ciertas leyes, impidiendo que la Corte Suprema las revise.

Después de ser aprobada sen su primera lectura, se espera que las iniciativas presentadas al pleno el lunes regresen al Comité, que las preparará para la segunda y tercera lectura, a menudo realizadas consecutivamente. En teoría, esas lecturas podrían tener lugar en cuestión de días, pero se cree que es más probable que el proceso lleve semanas.

Netanyahu dijo este lunes que las votaciones se llevarán a cabo según lo planeado en el pleno, pero que alentará el diálogo “mañana”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío