Enlace Judío – Las autoridades de emergencia israelíes comenzaron el domingo un importante ejercicio de cuatro días para simular la recepción de toneladas de ayuda de naciones aliadas tras devastador terremoto, informó The Times of Israel.

El ejercicio, dirigido por la Autoridad Nacional de Manejo de Emergencias (NEMA), involucrará a 120 participantes de 17 países: Albania, Austria, Bélgica, Bosnia, Bulgaria, República Checa, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Letonia, Macedonia, Malta, Montenegro, Rumania, España, Suecia, junto con Israel, así como la Unión Europea y las Naciones Unidas.

Según el ministerio, el simulacro simulará todos los procedimientos de emergencia posteriores a un gran terremoto, incluida la decisión de solicitar asistencia internacional, integrar equipos de rescate extranjeros con equipos israelíes y recibir y distribuir ayuda internacional en varios lugares del país.

Un funcionario de NEMA le dijo que Israel nunca ha estado en el lado receptor de la ayuda del terremoto. Después del devastador terremoto del mes pasado que azotó el sureste de Turquía, al que Israel envió equipos de búsqueda y rescate y un hospital de campaña, los funcionarios se dieron cuenta de la importancia de coordinar la recepción de ayuda.

El simulacro primero simulará que los funcionarios envíen un llamado a las naciones aliadas para solicitar ayuda y luego filtrarán las respuestas relevantes, según la gravedad de la situación y las necesidades de las autoridades israelíes para responder al terremoto.

En la próxima etapa, los equipos internacionales de búsqueda y rescate, en forma de tripulación mínima, llegarán al Aeropuerto Ben Gurión y al cruce de Allenby con Jordania, se unirán a los equipos del Ministerio de Salud y Mando del Frente Doméstico de las FDI y viajarán a varios lugares del país para simular rescates.

Mientras tanto, otra ayuda internacional seguirá llegando al aeropuerto en los próximos días y se distribuirá en consecuencia.

El funcionario dijo que casi todos los ministerios del gobierno de Israel están involucrados en el simulacro, junto con las Fuerzas de Defensa de Israel y la policía, bajo el supuesto de que todos permanecerán operativos durante un gran terremoto.

NEMA planea realizar simulacros similares de recepción de ayuda internacional en medio de una guerra simulada, un gran ataque terrorista y un desastre masivo, así como otros ejercicios relacionados con terremotos este año.

El director de NEMA, Yoram Laredo, dijo que 2023 fue designado como el año para “centrarse en mejorar la preparación nacional para terremotos, con el devastador terremoto en Turquía mejorando aún más los desafíos que enfrentamos”.

“La muy estimada cooperación con nuestros socios en el extranjero es un elemento crucial para lograr esto y mejora la capacidad del Estado de Israel para recibir una amplia ayuda humanitaria en situaciones de emergencia”, dijo, en declaraciones proporcionadas por el ministerio.

Israel se encuentra a lo largo de una línea de falla activa: el Gran Valle del Rift, o el Rift africano sirio, un desgarro en la corteza terrestre que incluye el área de la frontera que separa Israel y Jordania.

Ha habido varios sismos menores durante el último mes.

El último gran terremoto que golpeó la región fue en 1927, un temblor de magnitud 6.2 que mató a 500 personas e hirió a 700, y los sismólogos estiman que tales terremotos ocurren en esta región aproximadamente cada 100 años.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío