El presidente israelí Yitzhak Herzog aseguró que Jerusalén actuará de manera firme para garantizar su seguridad, tras los ataques con cohetes desde Líbano y la Franja de Gaza.

“A la sombra de la escalada en la situación de seguridad, hablé con jefes de las autoridades del norte y el sur de Israel. En nombre de toda la nación, les expresó apoyo y solidaridad, que se ven obligados a celebrar Pésaj bajo el fuego desde los arbustos del país vecino”, dijo Herzog en un comunicado.

“El Estado de Israel actuará en todos los niveles para mantener su seguridad y la de sus ciudadanos. Exijo a la comunidad internacional que condene enérgicamente la grave violación del derecho internacional y que no le dé una mano al terrorismo y al daño a inocentes”, concluyó.

Este jueves terroristas en Líbano dispararon 34 cohetes contra el norte de Israel, de los que 5 impactaron en territorio israelí y dejaron 3 heridos. A esto se suman múltiples cohetes disparados desde el martes contra el sur de Israel desde Gaza.

Las FDI han asegurado que Hamás es responsable de los lanzamientos de los cohetes tanto en el norte como en el sur de Israel.

Los ataques parten de los recientes acontecimientos en la mezquita de Al Aqsa en el Monte del Templo, donde la Policía de Israel ha buscado garantizar el orden público frente a alborotadores palestinos violentos.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, se ha reunido con autoridades de seguridad y se encontrará con su gabinete político para considerar cómo será la respuesta de Jerusalén.

Desde la oposición, Yair Lapid y Benny Gantz han cerrado filas con el gobierno de Netanyahu y la respuesta que decida tomar para responder a los terroristas, no obstante que lo acusaron de ser responsable de la riesgosa situación actual.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío