El primer ministro de Líbano, Najib Mikati, dijo que el país “rechaza cualquier escalada desde su territorio”, condenando el ataque con cohetes contra Israel, informó la AFP.

Mikati indicó que Líbano “rechaza el uso de su territorio para llevar a cabo operaciones que desestabilicen la situación”, luego de que Jerusalén ha amenazado con tomar represalias contra los responsables del ataque.

Según autoridades militares israelíes, el grupo terrorista Hamás es responsable del ataque con 34 cohetes contra Israel desde el territorio libanés.

Al menos 5 cohetes impactaron en el territorio israelí y otros 25 fueron interceptados por la Cúpula de Hierro.

Asimismo, han señalado a Hamás de también cargar con la responsabilidad de los ataques con cohetes desde la Franja de Gaza que han tenido lugar desde el martes.

No hubo un reclamo inmediato de responsabilidad del ataque desde Líbano, y una fuente de Hezbolá le dijo a Al-Arabiya que el grupo terrorista no está detrás del ataque, señalando a los grupos palestinos con base en el área.

Funcionarios de seguridad libaneses dijeron que los cohetes habían sido disparados desde el área de un campo de refugiados palestinos.

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ha asegurado que Jerusalén responderá duramente contra los responsables. Por el momento el mandatario continúa analizando junto a su gabinete de seguridad la respuesta que se dará y cómo.

Desde la oposición, sus líderes Yair Lapid y Benny Gantz han expresado su abierto respaldo a cualquier decisión que tome el gobierno de Netanyahu para responder a los agresores.

El presidente israelí Yitzhak Herzog aseguró que Israel actuará en todos los niveles para garantizar la seguridad de sus ciudadanos.

En la Franja de Gaza, donde gobierna Hamás, la central de grupos terroristas que operan ahí advirtió que está lista y dispuesta para responder a cualquier acción en su contra por parte de Israel.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío