El hijo del Sha de Irán, derrocado en la Revolución Islámica y apoyado por Occidente llegó a Israel en la víspera de Yom Hashoá, informó The Times of Israel.

“Estamos muy contentos de estar aquí y dedicados a trabajar por el futuro pacífico y próspero que merecen los pueblos de nuestra región. De los hijos de Ciro, a los hijos de Israel, construiremos este futuro juntos, en amistad”, escribió en Twitter, tras su arribo.

Reza Pahleví fue recibido en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión, por la ministra de Inteligencia, Gila Gamliel.

“Juntos, renovaremos los lazos entre nuestras naciones, para las generaciones futuras”, dijo Gamliel.

Posteriormente, Pahleví participó en la ceremonia oficial del Día de Conmemoración del Holocausto en Yad Vashem, Jerusalén.

“Como dijo el escritor Elie Wiesel, sin memoria no hay esperanza”, tuiteó.

“El pueblo iraní y el judío tienen antiguos lazos que se remontan a Ciro el Grande y a la reina Esther“, dijo Pahleví en un comunicado previo a su visita.

“Como hijos de Ciro, el pueblo iraní aspira a tener un gobierno que honre su legado de defensa de los derechos humanos y respeto de la diversidad religiosa y cultural, incluso mediante el restablecimiento de relaciones pacíficas y amistosas con Israel y los demás vecinos de Irán en la región”, añadió.

Israel e Irán mantuvieron estrechas relaciones, sobre todo en materia de energía y seguridad, durante el reinado del Sha Mohammad Reza Pahleví, derrocado en 1979 en un levantamiento popular dirigido por clérigos islamistas.

Desde entonces, los dirigentes iraníes piden la destrucción del Estado judío y apoyan a grupos terroristas como Hezbolá, Hamás y la Yihad Islámica.

Israel ha intentado aislar a Irán en el ámbito internacional y trabaja para contrarrestar sus esfuerzos militares, su programa nuclear, y ha llevado a cabo ataques en Siria vinculados a Irán.

Reza Pahleví abandonó Irán a los 17 años para estudiar en una escuela militar de aviación en Estados Unidos, justo antes de que su padre, enfermo de cáncer, abandonara el trono para exiliarse.

Radicado en Estados Unidos, Pahleví, aboga por una revolución pacífica para sustituir el régimen de los ayatolás por una monarquía parlamentaria que consagre los derechos humanos y modernice su economía estatal.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío