El Movimiento Kibutziano anunció que cancela la invitación del ministro de Defensa, Yoav Gallant a la ceremonia de Yom Hazikarón por petición de las familias de los soldados caídos, informó The Times of Israel.

La solicitud fue presentada por la organización Yad Labanim que representa a las familias de los soldados caídos, alegando que la presencia de representantes del gobierno en estos días ante la polarización en el país podría ofender a las familias.

La ceremonia del jueves tendrá lugar en el Memorial a los Soldados Caídos de los Kibutzim, en el norte de Israel, que conmemora la muerte de 3,120 miembros del Movimiento Kibutziano que han caído en las guerras desde 1909. El acto está programado poco menos de una semana antes de Yom Hazikarón.

El mes pasado, miles de familias de soldados caídos pidieron a los ministros del gobierno no asistir a las ceremonias de Yom Hazikarón a fin de evitar que sean utilizadas para fines políticos.

Asimismo, familias de soldados caídos pidieron al ayuntamiento de Be’er Sheva impedir al ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir participar en la ceremonia de Yom Hazikarón.

El alcalde Ruvik Danilovich respondió por escrito a los padres diciendo que la alcaldía no decide quién participa en los actos organizados por el Ministerio de Defensa.

Eli Ben-Shem, presidente de Yad Labanim señaló que ha recibido más de 8,500 peticiones para que los políticos no asistan a las ceremonias, citando la preocupación por los discursos y las posibles protestas a favor y en contra de la reforma judicial.

Una petición del diputado Jili Tropper de Hamajané Hamamlajtí, firmada por 90 legisladores del gobierno y de la oposición, hace un llamamiento para no politizar los eventos de Yom Hazikarón.

Decenas de familias de soldados caídos se han unido a las protestas masivas contra la controvertida reforma judicial del gobierno durante más de tres meses.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío