Israel lanzó el martes 9 de mayo la Operación Escudo y Flecha (Mivtzá Maguén ve Jetz) en la Franja de Gaza en contra del grupo terrorista Yihad Islámica Palestina. ¿Qué fue lo que llevó a ello? ¿Cuál es el objetivo de la Operación? Aquí te brindamos 5 datos clave para entender la situación en curso.

1.- La muerte del terrorista Jader Adnan

El desencadenante directo de esta nueva operación militar israelí tuvo su punto de partida con la muerte del terrorista palestino Jader Adnan el pasado 2 de mayo.

Un miembro de alto rango de la Yihad Islámica, Adnan murió luego de pasar 87 días en huelga de hambre en protesta por su detención el 5 de febrero por las autoridades israelíes.

La Yihad Islámica es el segundo grupo terrorista más relevante en la Franja de Gaza luego de Hamás, que gobierna ese territorio desde hace más de una década.

Adnan, que en el pasado fue arrestado más de una decena de veces y llevó acabo huelgas de hambre previas, había sido detenido por acusaciones de varios delitos ligados a terrorismo.

Israel aseguró que Adnan se negó a recibir tratamiento médico ante el riesgoso deterioro de su salud que lo llevó a la muerte, mientras que los palestinos acusaron a Jerusalén de matarlo deliberadamente.

Jader Adnan, miembro de la Yihad Islámica fallecido el 2 de mayo.

2.- El ataque de la Yihad Islámica contra Israel

Inmediatamente después de la muerte de Adnan, la Yihad Islámica buscó vengarlo y emprendió ataques con cohetes en contra de Israel.

A lo largo del 2 de mayo, la Yihad Islámica disparó 104 proyectiles contra el sur de Israel, enviando a miles de civiles a los refugios antibombas y generando pánico.

Algunas localidades en el sur de Israel sufrieron impactos de cohetes y uno en Sderot dejó heridas a 3 personas, uno de ellos un ciudadano extranjero.

La Cúpula de Hierro de Israel interceptó 24 cohetes, con un 90% de éxito. Otros 48 cohetes impactaron en terrenos despoblados, 14 cayeron en Gaza y 11 en el mar.

En respuesta, Israel atacó 16 sitios militares tanto de la Yihad Islámica y Hamás, incluyendo fábricas de armas, fábricas de concreto para construir túneles, un túnel terrorista, un complejo de entrnamiento e infraestructura naval.

Tras una jornada de combate, Israel y la Yihad Islámica aceptaron un cese al fuego mediado por Egipto, Catar y la ONU.

3.- El descontento en Israel por una limitada reacción

La respuesta inmediata limitada de Israel contra los terroristas en Gaza generó molestias entre los aliados de línea dura del primer ministro Benjamín Netanyahu.

El partido de extrema derecha Otzmá Yehudit, liderado por el ministro de Seguridad Nacional Itamar Ben Gvir, calificó de “débil” a la respuesta de Israel y boicoteó al gobierno en las sesiones parlamentarias de la Knéset.

Ben Gvir, que amenazó incluso con abandonar el gobierno, también criticó que se le excluyera de la toma de decisiones contra la Yihad Islámica en esa ronda de combates.

Danny Danon, copartidario de Netanyahu en el partido Likud, criticó al gobierno por atacar “sitios vacíos” y pidió una verdadera disuasión contra los terroristas.

Autoridades locales del sur de Israel, como los jefes municipales de Sdot Hanéguev y Sha’ar Hanéguev, también lamentaron la respuesta y pidieron más acciones que garanticen la calma en el sur del país.

Asimismo, en Sderot, una de las localidades más afectadas siempre por los cohetes, habitantes se manifestaron exigiendo acciones más duras contra los terroristas en Gaza.

4.- La dura y metódica respuesta de Israel una semana después

El martes 9 de mayo, de manera sorpresiva durante la madrugada, Israel emprendió la Operación Escudo y Flecha contra la Yihad Islámica en la Franja de Gaza.

Netanyahu reveló que, desde la jornada de confrontación del 2 de mayo, instruyó a las autoridades de defensa que preparan de manera puntual una operación contra la Yihad Islámica.

La Operación Escudo y Flecha tuvo como objetivo inicial eliminar a 3 terroristas de alto rango de la Yihad Islámica: Jalil Bahtini, Yihad Ghanem, y Tareq Izz ed-Din.

Los tres estuvieron involucrados en los ataques contra Israel del 2 de mayo y en las operaciones terroristas en general de la Yihad Islámica.

Israel ha eliminado también a Ali Ghali y a Ahmed Abu Deka, comandante y subcomandante de la fuerza de la Yihad Islámica encargada de los ataques con cohetes.

El portavoz del brazo armado de la Yihad Islámica junto a imágenes de Jader Adnan, Jalil Bahtini, Yihad Ghanem, Tareq Izz ed-Din, Ali Ghali y Ahmed Abu Deka.

Tras la eliminación de Bahtini, Ghanem e Izz ed-Din, pasaron alrededor de 36 horas para que la Yihad Islámica respondiera con nuevos ataques con cohetes contra Israel que no han parado hasta ahora.

La Yihad Islámica denominó a sus acciones terroristas contra Israel como La Venganza de los Libres.

Desde el miércoles, la Yihad Islámica ha disparado más de 800 cohetes contra Israel, tanto hacia el sur como hacia la zona metropolitana de Tel Aviv, a más de 50 km de distancia.

Los ataques con cohetes han dejado al menos 1 muerto por un impacto en la ciudad de Rehovot, así como algunos heridos.

Por su parte, las FDI han atacado casi 200 sitios militares de la Yihad Islámica, incluyendo posiciones de fuego antitanque, puntos de lanzamiento de cohetes, almacenes de armas, entre otros.

Los ataques de las FDI contra la Yihad Islámica  en Gaza han dejado al menos 29 muertos, incluyendo a los terroristas eliminados.

El miércoles surgieron reportes de avances para un cese al fuego, mediado de nuevo por países árabes, pero las negociaciones parecen estancadas y por el momento la lucha continúa.

5.- Hamás no se ha involucrado en esta ocasión

Aunque Hamás también se unió al enojo palestino en general por la muerte de Adnan, hasta el momento ha decidido no unirse en los ataques con cohetes contra Israel.

Esto ha configurado a la actual situación como una confrontación directa solo entre Israel y la Yihad Islámica.

Esta no es la primera ocasión en que Hamás se abstiene de participar en los ataques contra Israel: esto ocurrió de manera más reciente en la Operación Amanecer de agosto de 2022.

Se estima que Hamás posee un arsenal mucho mayor y más potente que la Yihad Islámica, por lo que su adhesión a los combates implicaría una agudización de la situación.

El ejército israelí ha dejado en claro que sus objetivos de ataque actuales son contra la Yihad Islámica, pero que si Hamás se suma a la lucha, irán también en su contra.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío