Las Fuerzas de Defensa de Israel dijeron que un misil interceptor Cúpula de Hierro sufrió una “falla técnica” el jueves, por lo que no pudo derribar un cohete lanzado desde la Franja de Gaza que finalmente golpeó una casa en Rehovot, matando a un israelí e hiriendo a varios más, informó The Times of Israel.

Sin embargo, el portavoz militar, Daniel Hagari, describió el problema, el segundo que afecta al sistema en poco más de una semana, como un hecho aislado, afirmando que el sistema de defensa antimisiles ha logrado echar abajo el 91% de los cohetes contra zonas pobladas.

“Hubo una falla técnica, el interceptor se lanzó y no golpeó el cohete”, dijo Hagari a los periodistas el viernes. Señaló que el mal funcionamiento sería investigado más a fondo.

Dijo que el cohete mortal era similar a los cientos de otros proyectiles de fabricación tosca lanzados desde Gaza durante la reciente escalada, pero golpeó el edificio de apartamentos en “un ángulo complejo”, causando una destrucción generalizada.

El impacto directo abrió un enorme agujero en un apartamento en el tercer piso de un edificio en Rehovot, una ciudad de 150,000 habitantes a unos 45 kilómetros al norte de Gaza, haciendo llover escombros en la calle de abajo.

El mal funcionamiento se produjo después de que la Cúpula de Hierro tuviera un problema similar que impidió que se activara durante un estallido con la Yihad Islámica a principios de este mes.

La falla de ese momento provocó que varios cohetes cayeran en áreas pobladas, incluido uno que golpeó un sitio de construcción en la ciudad de Sderot e hirió a tres ciudadanos extranjeros.

La Cúpula de Hierro ha visto fallas en el pasado.

En mayo de 2021, un problema técnico con una batería de la Cúpula de Hierro durante un ataque masivo de cohetes hacia la ciudad costera de Ashkelon evitó que se interceptaran algunos cohetes y puede haber sido responsable de la muerte de dos mujeres y lesiones a decenas de personas.

La víctima de Rehovot, cuyo nombre no ha sido revelado, fue declarada muerta por los médicos que llegaron al lugar el jueves por la noche, dijo la policía.

Los médicos lo describieron como un hombre de 70 años, y el vicealcalde de Rehovot, YanivMarkovich, dijo que tenía movilidad limitada.

Aparentemente, no estaba dentro de una habitación protegida cuando cayó el cohete, a pesar de que las sirenas de alarma sonaron en la ciudad antes del ataque.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío