Pakistán detuvo a cinco ciudadanos acusados de viajar a Israel, anunció el miércoles su Agencia Federal de Investigación, de acuerdo a Haaretz.

Los sospechosos fueron acusados de ingresar a Israel desde Jordania “a través de Turquía, Kenia y Sri Lanka“, declaró la agencia policial en una publicación en su página de Facebook y agregó que habían pasado entre cuatro y siete años en el país.

Indicó que los hombres pagaron a un israelí entre 300,000 RS (3,646 dólares) y 400,000 RS (4,861 dólares) para entrar al país, “trabajaron como ayudantes y lavacoches en Tel Aviv“, y enviaron dinero a casa a través de Western Union.

Pakistán no reconoce a Israel y prohíbe a sus ciudadanos visitar el país.

La cadena de televisión paquistaní Aaj News informó que los hombres fueron llevados a Israel por un presunto traficante de personas identificado como Isaac Matat. Alguien con ese nombre trabaja actualmente como director general de una empresa de alfombras en Bnei Brak fundada por inmigrantes paquistaníes, pero según el reporte, no hay pruebas de que él esté vinculado con los 3 hombres.

Israel y Pakistán se han acercado mutuamente en el pasado. En 2005, los cancilleres de ambos países se reunieron en Estambul tras la retirada israelí de la Franja de Gaza. Hasta ese momento, Islamabad y Jerusalén habían mantenido un diálogo a través de varios canales, incluido el Mossad y sus embajadores en la ONU, en Nueva York y Ginebra.

Sin embargo la exploración del reconocimiento por parte del entonces presidente Pervez Musharraf, basada en una solución al conflicto palestino-israelí, suscitó una intensa reacción interna y aún existe una significativa oposición para reconocer a Israel.

El año pasado, el destacado periodista Ahmed Quraishi fue despedido tras participar en una delegación de paquistaníes radicados en Estados Unidos, que viajó a Israel, a pesar de que todos los pasaportes paquistaníes incluyen la advertencia de que son válidos para todos los países excepto Israel.

Para entrar al país, ciudadanos paquistaníes deben obtener permisos especiales.

En abril, Pakistán negó los rumores del comercio con Israel tras el tuit de un empresario judío sobre la exportación de muestras de alimentos a Jerusalén y Haifa.

“No hay ningún cambio en la política”, declaró a la prensa Mumtaz Zahra Baloch, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, en respuesta a preguntas sobre el comercio bilateral.

Pakistán apoya oficialmente una solución de dos Estados al conflicto palestino-israelí y mantiene desde hace tiempo una postura de no reconocimiento de Israel hasta que se establezca un Estado palestino independiente dentro de las fronteras anteriores a 1967 y con Jerusalén Este como capital.

El Dr. Nassim Ashraf, exministro pakistaní de Desarrollo Humano, quien visitó Israel el año pasado, estimó que si Jerusalén diera “pasos tangibles” para alcanzar una solución de dos Estados con los palestinos, las medidas podrían allanar fácilmente el camino hacia el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Pakistán e Israel.

“Personalmente creo que eso cerraría el trato, y toda la hostilidad hacia Israel en Pakistán desaparecería”, dijo Ashraf, quien formó parte del gobierno de Musharraf y actualmente radica en Washington, D.C.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈