El primer ministro Benjamín Netanyahu pronunció una declaración este jueves durante la cual defendió la pieza de la reforma judicial que se tiene previsto sea convertida en ley la próxima semana, informó Arutz Sheva.

Israel seguirá siendo democrático y liberal y protegerá los derechos personales de todos. Nadie vale más o menos, nadie está por encima de la ley y puede bloquear carreteras y ambulancias y poner en peligro la vida de las personas”, afirmó Netanyahu.

Y agregó: “Le ofrecimos una línea de ofertas a la oposición, pero lamentablemente la mano que le pusimos se quedó en el aire. Tal vez le tengan miedo a los factores extremistas de las protestas que dicen que su objetivo es causar estragos en el país.”

Netanyahu enfatizó: “Enmendar el principio de razonabilidad solo fortalecerá la democracia y ciertamente no la pondrá en peligro. Lo que pone en peligro la democracia es la negativa a servir [de los reservistas de las FDI]. Cuando en el ejército tratan de dictar la política, eso no es válido y si tienen éxito, sería el fin de la democracia”.

Advirtió: “La negativa a servir de un lado lleva al otro lado a rechazar”, y enfatizó: “Es bueno que varios líderes de la oposición condenaron las negativas [a servir], y espero que todos los miembros de la oposición lo hagan”.

Según Netanyahu, los esfuerzos para llegar a un consenso son continuos. “Se están haciendo esfuerzos para llegar a un consenso sobre el principio de razonabilidad, espero que estos esfuerzos tengan éxito, pero la puerta de la coalición siempre permanecerá abierta”.

Este jueves Netanyahu realizó una consulta en su despacho sobre la forma correcta de continuar con la reforma judicial. Los principales ministros participantes fueron el titular de Justicia Yariv Levin y el ministro Ron Dermer.

Más temprano, Netanyahu se reunió con el jefe de la Histadrut, Arnon Ben-David, y el presidente de la Presidencia del Sector Empresarial, Dovi Amitai.

Dijo a los dos que “seguirá trabajando por el diálogo y el consenso en el tema de la reforma judicial“.

El jefe de la Histadrut pidió a Netanyahu a detener la reforma judicial: “Por la unidad del pueblo de Israel, alto, la nación está en peligro. Ves el dolor de norte a sur; eres el primer ministro de todos”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío