El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, fue sometido este domingo a una cirugía en el Centro Médico Sheba para colocar un marcapasos, informó Haaretz.

Sus médicos aseguraron que Netanyahu será dado de alta durante la tarde y podrá acudir a la Knéset para emitir su voto sobre una pieza clave de la reforma judicial. La reunión del gabinete prevista para el domingo fue postergada, así como las visitas oficiales a Turquía y Chipre programadas para finales de esta semana.

La Oficina del Primer Ministro indicó que Netanyahu “se encuentra bien y permanecerá en observación en el Centro Médico Sheba” hasta ser dado de alta durante el día.

El ministro de Justicia, Yariv Levin, uno de los principales artífices de la reforma judicial impulsada por el gobierno, sustituyó al primer ministro durante la cirugía, después de que los ministros de la coalición dieran su aprobación por teléfono.

Los médicos de Netanyahu revelaron que la arritmia cardíaca fue detectada la semana pasada, a diferencia de la declaración inicial de Sheba de que no se había detectado ninguna irregularidad.

“Cuando [Netanyahu] estuvo aquí la semana pasada, hubo un electrocardiograma anormal”, admitieron los profesores Roy Beinart y Eyal Nof, del Centro Davidai de Alteraciones del Ritmo Cardíaco y Marcapasos de Sheba.

“Nuestro diagnóstico fue sin duda deshidratación. Pero ya que Netanyahu tiene un trastorno de conducción anormal conocido que se muestra en el electrocardiograma desde hace décadas, decidimos hacerle pruebas más exhaustivas, incluido un cateterismo con electrodos. Queríamos ver si requería un marcapasos o un monitor subcutáneo, que es lo que finalmente le aplicamos”.

El profesor Nof añadió que, sin la monitorización, “es posible que este incidente hubiera pasado desapercibido. Pero la próxima vez que el pulso se hubiera detenido podría haber durado más tiempo, y el primer ministro podría correr peligro”.

Netanyahu fue hospitalizado la semana pasada y posteriormente se le colocó un dispositivo de monitorización cardíaca para un seguimiento de su estado de salud.

Los médicos del Centro Médico Sheba indicaron que la razón de su hospitalización fue deshidratación, después de que Netanyahu se desmayara tras un viaje familiar al Kineret.

La oficina de Netanyahu no ha proporcionado una actualización anual sobre su salud médica desde 2016. La Oficina del Primer Ministro dio a conocer un protocolo en 2010 que le obliga a proporcionar un informe anual sobre el estado de salud del primer ministro, aunque no está consagrado en la ley.

Hasta hoy, Netanyahu no nombró un adjunto permanente, por lo que no hay una persona que reciba automáticamente las autoridades de primer ministro en caso de que no pueda cumplir con sus obligaciones por motivos médicos.

Aunque Levin es viceprimer ministro, este cargo no incluye sustituir al mandatario en tiempos de crisis. Por ello, los ministros del gobierno tuvieron que aprobar esta noche el nombramiento de Levin.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío