En un artículo de opinión publicado el viernes en The Hill, Ami Ayalon, Gilead Sher y Orni Petruschka pidieron a la administración de Biden intervenir y apoyar los esfuerzos de la oposición para frenar la reforma judicial, informó The Times of Israel.

Los tres sostienen que tras la aprobación de la primera ley de la reforma judicial por el gobierno de Benjamín Netanyahu, Estados Unidos y otros países deben “mostrar firmeza” y obligar a Israel a mantener su sistema democrático.

“Los israelíes, y [el primer ministro Benjamín] Netanyahu, en particular, deben aprender las consecuencias de seguir un camino que se aparta drásticamente de los valores que hemos compartido con EE.UU., y la administración Biden debe dejar esto muy claro. Lo mismo deben hacer los miembros del Congreso. Para tener una relación especial basada en valores comunes, es necesario compartir valores”, escribieron.

El artículo se refiere específicamente a la presión que ejerció Estados Unidos contra el apartheid en Sudáfrica.

“Recordamos una reunión con FW de Klerk, el exlíder sudafricano, quien explicó qué lo llevó a rechazar el apartheid tres décadas antes. Dijo que era la combinación de la presión internacional con la agitación interna”, escribieron los autores.

“A pesar de las diferencias entre ambos casos, tememos que lo mismo tendrá que suceder en Israel“.

En 1986, Estados Unidos impuso fuertes sanciones a Sudáfrica, prohibiendo el comercio y nuevas inversiones económicas. También suspendió los vuelos directos, lo que se sumó al creciente aislamiento internacional del país. De Klerk puso fin al gobierno blanco en 1991.

“Los amigos de Israel deben entender que Netanyahu está mintiendo a los medios extranjeros de que la reforma se realizará solo con un amplio consenso; la realidad aquí en Israel es que continúa el avance del golpe judicial a buen ritmo, como se refleja en la reciente votación”, escribieron.

Ayalon fue comandante de la Marina israelí y más tarde director del servicio de seguridad Shin Bet, Sher participó en la negociaciones con los palestinos durante el gobierno del exprimer ministro Ehud Barak. Petruschka es expiloto de la Fuerza Aérea de Israel. Los tres forman parte del movimiento de protesta contra la reforma judicial.

La administración Biden ha expresado repetidamente su oposición a las medidas del gobierno de Netanyahu, y le ha pedido frenar la legislación y alcanzar un amplio consenso.

Netanyahu denunció este lunes las críticas internacionales a la reforma judicial de su gobierno.

Dijo que en sus 16 años en el poder, “nunca he comentado sobre los debates internos en otras democracias”, y agregó: “Todos tienen una opinión sobre Israel“.

“Tomaremos nuestras propias decisiones. En estados soberanos, democracias soberanas, los representantes electos del pueblo toman las decisiones y así será en Israel“.

Netanyahu reiteró que la reforma fortalecerá la democracia israelí al restaurar el balance de los Poderes del Estado.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío