Grupos de mujeres marcharon el jueves en la ciudad ultraortodoxa de Bnei Brak, contra la discriminación y segregación de género en la sociedad israelí, informó Haaretz.

Las manifestantes sostenían carteles que decían “Lo que pasó no sucederá; nosotros ponemos un límite”, “¡No seremos discriminadas!”, “Todos somos iguales” y entregaron notas que decían “¿Quieres una exención del servicio militar obligatorio? ¡Comenzaste una guerra!”.

Durante la protesta se produjeron varios enfrentamientos verbales entre manifestantes y residentes locales, y uno de ellos arrojó una piedra hacia el podio de oradores.

Kalanit Sharon, líder del grupo de protesta Frente Rosa dijo a la multitud: “No tenemos nada en contra de ningún público. Estamos a favor de la igualdad para todos, de igualdad también en el servicio militar para que no nos aplaste, de amar al prójimo como a uno mismo, de darnos unos a otros, estamos a favor, y es por eso que marchamos esta tarde”.

A principios de este mes, un conductor de un autobús público exigió a adolescentes que vestían camisetas sin mangas sentarse en la parte de atrás y cubrirse, alegando que la línea también transporta a ultraortodoxos. En una grabación, se escucha a una de las chicas preguntando al conductor por qué les pide que se sienten atrás, a lo que él responde: “Esta es una línea jaredí. Si te sientes cómoda estando desnuda está bien”.

Y añadió: “Vives en un Estado judío y debes respetar a la gente que vive aquí”. El primer ministro Benjamín Netanyahu condenó el incidente y el Ministerio de Transporte ordenó suspender al conductor.

La ministra de Protección Ambiental, Idit Silman, del Likud, ha impulsado la segregación de género en las reservas naturales. La fiscal general Gali Baharav-Miara bloqueó un plan piloto para la separación entre hombres y mujeres dos veces por semana y aclaró que el plan del Ministerio de Protección Ambiental puede ser autorizado a través de legislación.

El mes pasado, el Comité de la Cámara de Representantes de la Knéset decidió, tras un intenso debate, que un proyecto de ley sobre el estado de la mujer no se discutirá en la Comisión sobre la Condición de la Mujer y la Igualdad de Género, sino por un comité conjunto encabezado por el diputado de extrema derecha Simja Rothman.

El proyecto de ley tiene como objetivo incluir a la Autoridad para el Avance de la Condición de la Mujer en un nuevo ministerio creado para la diputada May Golan del Likud, y reemplazaría la Ley de la Autoridad para el Avance de la Condición de la Mujer de 1998.

La iniciativa fue aprobada por 56 votos a favor y 48 en contra, a pesar de las afirmaciones de los críticos de que convertiría a la autoridad en un organismo político.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈