El jefe del grupo terrorista Hezbolá dijo este lunes que no permitirá que el Líbano se convierta en un campo de batalla, en respuesta a una advertencia implícita del primer ministro Benjamín Netanyahu tras amenazas de Hamás, informó The Times of Israel.

“A cualquier asesinato israelí contra un libanés, un palestino, un iraní o cualquier otra persona, que se lleve a cabo en territorio libanés, habrá una reacción severa y no guardaremos silencio al respecto”, dijo Hassan Nasrallah.

“No permitiremos que vuelvan a haber asesinatos en el Líbano y no aceptaremos cambios en las reglas del conflicto. Israel debe entender esto”, continuó Nasrallah.

El domingo, Netanyahu pareció burlarse del jefe adjunto del politburó de Hamás, Saleh al-Arouri, quien días antes había dicho a un medio de comunicación libanés que cualquier eliminación selectiva israelí de los líderes del grupo terrorista desencadenaría una “guerra regional”.

El primer ministro “escuchó la palabrería del alto funcionario de Hamás, Arouri, desde su escondite en el Líbano. Sabe muy bien por qué él y sus colegas están escondidos”, dijo al comienzo de su reunión semanal de gabinete.

Los comentarios de Al-Arouri se produjeron días después de que informes de medios en idioma árabe dijeran que los jefes terroristas en la Franja de Gaza estaban tomando mayores precauciones por temor a que pudieran ser atacados por Israel.

Hamás y los demás representantes iraníes entienden muy bien que lucharemos con todos los medios contra sus intentos de utilizar el terrorismo contra nosotros, en Judea y Samaria, Gaza y en todas partes”, dijo Netanyahu. “Quien intente hacernos daño, quien financie y organice, quien envíe terroristas contra Israel, pagará el precio total”.

La estipulación del primer ministro de “en todos los demás lugares” y “representantes iraníes” se hizo eco de comentarios similares que hizo recientemente y que se interpretaron en el sentido de que la respuesta de Israel a los ataques terroristas podría incluir acciones más allá de sus fronteras.

En su discurso, Nasrallah también respondió a las recientes acusaciones de Netanyahu y del ministro de Defensa, Yoav Gallant, de que “Irán y sus cancerosos representantes” estaban detrás del reciente aumento de los ataques terroristas.

“Frente a la escalada de la resistencia en Cisjordania, Netanyahu quiso culpar a Irán y creó una realidad en la que toda la situación en Cisjordania es un complot iraní y los palestinos son sólo una herramienta de Teherán“, dijo el jefe de Hezbolá. “Esto es, por supuesto, un insulto a la inteligencia del mundo entero y de los israelíes. No entienden que la resistencia en Cisjordania es una decisión puramente palestina”.

Israel, dijo, se encuentra en un “callejón sin salida estratégico y existencial”.

“La única solución es que Israel abandone esta tierra”, amenazó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío