Juntos venceremos
jueves 25 de julio de 2024

Impresionante hallazgo en el desierto de Judea: espadas romanas de la Revuelta de Bar Kojba

Un impresionante hallazgo en el desierto de Judea: en una grieta de una cueva de la reserva natural de Ein Gedi se descubrió un alijo de cuatro espadas romanas de 1.900 años de antigüedad excelentemente conservadas y un arma con mango, de acuerdo a una publicación de Israel National News.

Las espadas que se descubrieron en la cueva. (Emil Eljam, Autoridad de Antigüedades)

Al parecer, fueron escondidas allí por los rebeldes de Judea, después de arrebatárselas al ejército romano como botín.

“Encontrar una sola espada es raro, ¿pero cuatro? ¡Es un sueño! Nos frotamos los ojos para creerlo”, afirman los investigadores.

Las armas se exhibieron por primera vez en una conferencia de prensa el miércoles por la mañana con Eli Escusido, director de la Autoridad de Antigüedades de Israel, y los investigadores. Esta conferencia es parte del lanzamiento del libro “Nuevos estudios en la arqueología del desierto de Judea: artículos recopilados“, dedicado a los nuevos hallazgos arqueológicos descubiertos en el Proyecto de estudio del desierto de Judea.

Las armas aparecieron en una pequeña cueva escondida situada en una zona de acantilados aislados e inaccesibles al norte de Ein Gedi, en la Reserva Natural del Desierto de Judea, bajo la jurisdicción de la Autoridad de Parques Nacionales. Hace cincuenta años, se encontró una estalactita con una inscripción fragmentaria en tinta escrita en escritura hebrea antigua característica del período del Primer Templo.

Recientemente, el Dr. Asaf Gayer del Departamento de Estudios y Arqueología de la Tierra de Israel de la Universidad de Ariel, el geólogo Boaz Langford del Instituto de Ciencias de la Tierra y el Centro de Investigación de Cuevas de la Universidad Hebrea de Jerusalén, y Shai Halevi, fotógrafo de la Autoridad de Antigüedades de Israel, visitaron la cueva. Su objetivo era fotografiar la inscripción paleohebrea escrita en la estalactita con fotografía multiespectral que podría descifrar partes adicionales de la inscripción que no son visibles a simple vista. Estando en el nivel superior de la cueva, Asaf Gayer vio un pilum romano extremadamente bien conservado, un arma con mango en una grieta profunda y estrecha. También encontró trozos de madera trabajada en un nicho adyacente que resultaron ser partes de las vainas de las espadas.

Los investigadores informaron del descubrimiento al Equipo de Estudio Arqueológico de la Autoridad de Antigüedades de Israel, que está llevando a cabo un proyecto científico sistemático en las cuevas del desierto de Judea. Como parte de este estudio, iniciado por la Autoridad de Antigüedades de Israel y en cooperación con el Ministerio de Patrimonio y la Oficina Arqueológica de la Administración Militar de Judea y Samaria, se han investigado cientos de cuevas en los últimos seis años y se han llevado a cabo 24 excavaciones arqueológicas. Se han seleccionado cuevas determinadas, a fin de salvar los restos arqueológicos de manos de saqueadores.

El equipo de estudio de la cueva del desierto de Judea, junto con Asaf Gayer y Boaz Langford, regresaron a la cueva y realizaron un estudio meticuloso de todas las grietas de la roca, durante el cual se sorprendieron al encontrar las cuatro espadas romanas en una grieta casi inaccesible en el nivel superior de la cueva.

Las espadas estaban excepcionalmente bien conservadas, tres con la hoja de hierro dentro de sus vainas de madera. Allí se encontraron también tiras de cuero y restos de madera y metal pertenecientes a las armas. Las espadas tenían mangos bien diseñados de madera o metal. La longitud de las hojas de las tres espadas es de 60 a 65 cm, sus dimensiones las identificaban como espadas romanas spatha, y la cuarta era más corta con una hoja de 45 cm de longitud, identificada como espada de pomo anilla. Se retiraron cuidadosamente de la grieta de la roca y trasladaron a los laboratorios climatizados de la Autoridad de Antigüedades de Israel para su preservación y conservación. El examen inicial del conjunto confirmó que se trataba de espadas estándar empleadas por los soldados romanos estacionados en Judea en la época romana.

“El ocultamiento de las espadas y el pilum en profundas grietas en la cueva aislada al norte de Ein Gedi, da a entender que las armas se tomaron como botín de los soldados romanos o del campo de batalla, y los rebeldes de Judea las escondieron deliberadamente para reutilizarlas”, dice el Dr. Eitan Klein, uno de los directores del Proyecto de Estudio del Desierto de Judea. “Obviamente, los rebeldes no querían ser atrapados por las autoridades romanas portando estas armas. Apenas estamos comenzando la investigación, para intentar descubrir quién era el propietario de las espadas, dónde, cuándo y quién las fabricó. Intentaremos identificar el evento histórico que llevó al almacenamiento de estas armas en la cueva y determinar si fue en el momento de la revuelta de Bar Kojba en 132-135 EC”.

La cueva cerca de Ein Gedi donde se encontraron las espadas. (Emil Eljam/Autoridad de Antigüedades)

Tras el descubrimiento de las espadas, la Autoridad de Antigüedades de Israel, dirigida por Eitan Klein, Oriya Amichay, Hagay Hamer y Amir Ganor, realizó una excavación arqueológica en la cueva, que fue excavada en su totalidad y se encontraron artefactos que datan del período Calcolítico (hace unos 6.000 años) y la época romana (hace unos 2.000 años). A la entrada de la cueva se encontró una moneda de bronce de Bar-Kojba de la época de la Revuelta, que posiblemente indique la época en que la cueva servía para ocultar las armas.

“El desierto de Judea no deja de sorprendernos. Tras seis años de estudios y excavaciones, durante los cuales se registraron sistemáticamente más de 800 cuevas en un área de 170 kilómetros de acantilados, todavía descubrimos nuevos tesoros en ellas”.
Amir Ganor, director de la Unidad de Prevención del Saqueo de Antigüedades de la Autoridad de Antigüedades de Israel y uno de los directores del Proyecto de Estudio del Desierto de Judea

“En el transcurso del proyecto, lamentablemente encontramos decenas de cuevas que habían sido saqueadas desde 1947. Me estremezco al pensar cuánto conocimiento histórico se habría perdido si los saqueadores hubieran llegado antes que los arqueólogos a los sorprendentes artefactos de esta cueva. Esta vez, gracias al proyecto nacional iniciado por la Autoridad de Antigüedades de Israel, logramos anticiparnos a los saqueadores y salvar estos fascinantes hallazgos para beneficio del público y de los investigadores de todo el mundo”.

“Es un honor y extremadamente emocionante participar en este descubrimiento. La inscripción y las armas nos enseñan un nuevo capítulo en la forma en que la población judía explotó las cuevas del desierto de Judea en diferentes épocas. La riqueza de los hallazgos revela un nuevo aspecto del antiguo asentamiento en el oasis de Ein Gedi”.
Dr. Asaf Gayer, Departamento de Arqueología y Estudios de la Tierra de Israel de la Universidad de Ariel

“El Ministerio de Patrimonio, en colaboración con la Autoridad de Antigüedades de Israel y sus dedicados expertos, persistirá en sus esfuerzos para descubrir, preservar y transmitir la rica historia del pueblo de Israel dentro de su tierra natal”.
Ministro de Patrimonio, el rabino Amijai Eliyahu (Otzmá Yehudit)

Eli Escusido, director de la Autoridad de Antigüedades de Israel, dijo: “Es un descubrimiento impresionante y emocionante, que toca un momento específico en el tiempo. No todos son conscientes de que las condiciones climáticas secas del desierto de Judea permiten la preservación de artefactos que no sobreviven en otras partes del país. Se trata de una cápsula del tiempo única, con fragmentos de pergaminos, monedas de la revuelta judía, sandalias de cuero y ahora incluso espadas en sus vainas, afiladas como si acabaran de esconderlas hoy. El Estudio del Desierto de Judea, de la Autoridad de Antigüedades de Israel en cooperación con el Ministerio de Patrimonio y la Oficina Arqueológica para la Administración Militar de Judea y Samaria, está escribiendo una nueva página en los libros de historia, y estoy orgulloso de presentar el primer volumen en las series”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈