Se confirmó este miércoles la muerte de Loren Pamela Garcovich Montoya y su esposo Iván Illarramendi, a un mes de su desaparición durante el atroz ataque de Hamás contra Israel.

La muerte de ambos, residentes del Kibutz Kissufim, fue confirmada por un complejo análisis de ADN de los restos que han sido localizados en los sitios de las masacres de Hamás, según Ynet.

La casa de ambos fue abrasada por completo por un incendio y un funcionario de la cancillería israelí dijo a Efe que ambos fueron quemados vivos.

A Garcovich e Illarramendi se les llegó a presumir secuestrados, como el destino de 245 personas que fueron llevadas por Hamás a Gaza. Hasta ahora solo 4 han sido liberadas y 1 rescatada.

Nacida en Chile, Loren Garcovich inmigró con su familia en 1984 a Israel.

Garcovich trabajaba como jefa de control de calidad de plástico en una fábrica en Kissufim. Illarramendi trabajaba como empleado en el Kibutz Be’eri, que también fue asolado por Hamás.

Según Ynet, ambos pasaron la madrugada del 7 de octubre en una fiesta en la localidad de Nirim, a menos de 4 kilómetros de Kissufim.

No está claro, según el medio, si ambos habían regresado a su casa antes o después de iniciado el ataque, en el que 3000 terroristas cruzaron desde Gaza a partir de las 6:30 am del 7 de octubre.

En medio de los ataques con cohetes que fueron lanzados al inicio de la invasión de los terroristas, ambos se ocultaron en el refugio de su casa, relató el padre de ella, Danny Garcovich, a El Pais.

Danny y la madre de Loren, que viven en el mismo Kibutz Kissufim, lograron sobrevivir.

Ocultos en los refugios seguros de cada uno de sus domicilios, Danny y su hija Loren pudieron estar en contacto vía telefónica.

En un momento, Loren le contó cómo sentía que entraban a su casa, que escuchaba gritos y voces en árabe, por lo que se vio forzada a bajar la voz.

“Lo último que le escuché decir fue ‘auxilio, socorro, auxilio”, relató Garcovich antes de perder comunicación con ella alrededor de mediodía.

Su vehículo no fue encontrado por las autoridades y se cree que fue robado por terroristas y llevado hasta Gaza.

ZAKA, que ha identificado los restos de los masacrados, cree que el complejo proceso por el que se ubicó a la pareja logrará confirmar la muerte de más desaparecidos.

La Embajadora de Israel en España, Rodica Radian-Gordon, lamentó la muerte de ambos en un mensaje en X.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, lamentó la muerte de ambos y exigió la liberación de los rehenes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío