Pedro Sánchez no es España, ni tampoco es Europa. La visita a Israel del Presidente electo del Gobierno español y presidente de turno de la Unión Europea, junto a su homólogo belga Alexander de Croo, que asumirá en enero de 2024 la Presidencia de turno de la Unión, ha creado un grave conflicto diplomático, en uno de los momentos más difíciles y duros del Estado de Israel y el pueblo judío.

El comunicado del Sr. Sánchez, en Rafah, después de su encuentro con el Primer Ministro Benjamín Netanyahu el día anterior, solo podemos calificarlo, como mínimo de inapropiado, imprudente y temerario.

Aprovechar el momento del primer intercambio de rehenes en manos de Hamás durante 49 días, después de la masacre del 7 de octubre, es una muestra intolerable de falta de empatía  y sobre todo de un desconocimiento total y absoluto del conflicto Israel-Palestina, un desprecio  a las más elementales formas de educación y compostura diplomática.

Visitas un país representando a la máxima autoridad de la Unión Europea y sueltas un discurso partidista y localista,  impuesto por tus socios de gobierno, extrema izquierda, (llevaba escrito lo que tenia que decir), sin el menor sentido de estado y del pudor. Fue indecente, no hay otra forma para describirlo. Esta foto y este viaje le perseguirán el resto de su carrera política.

 

“Pedro Sánchez es también un rehén, un rehén de sus socios de investidura, que le exigen una política sobre el terrorismo, nefasta, obsoleta y sobre todo muy peligrosa”.

 

Comparar ETA, y nuestra lucha para erradicar el terrorismo en España, con HAMÁS y su ataque terrorista del pasado mes de octubre, es como poco, un ejercicio perverso de justificación de lo que no se puede justificar con nada. Durante nuestros años de lucha contra ETA, los llamados años del plomo, asesinaron a mil españoles.

Hamás en un solo día asesinó a mil quinientos israelíes, dejó  casi tres mil  heridos, se llevo más de 250 rehenes, y una lista de casi cuarenta desaparecidos. Y el Sr. Sánchez le dice a Netanyahu que es desproporcionada la respuesta de Israel. Si tuviera que definir esta visita con una sola palabra, seria vergüenza. Creo que el Presidente de España ha perdido totalmente el sentido de la realidad.

España no es el Sr. Sánchez, ni tampoco la Unión Europea, el Sr. Sánchez solo se representa a él mismo y a su gobierno de coalición, su argumento de frenar a la extrema derecha se ha desmoronado como un castillo de naipes y ha quedado al descubierto su ambición personal y desmedida de conservar el poder cueste lo que cueste.

 

“Ha demostrado en su visita una ignorancia,  casi inmoral, del conflicto palestino-israelí muy preocupante. Preocupante para quienes tenemos unos valores morales sobre lo que significa el terrorismo islámico, en España, en la Unión Europea y en el mundo en general.

 

Fomentar el antisemitismo y la judeofobia, no condenar de una forma tajante y sin excusas, los actos terroristas desde un gobierno como el nuestro, nos produce,  al pueblo español, un malestar de alto nivel e intensidad.

Su “amenaza en Rafah”, de que si la Unión Europea no reconoce al Estado Palestino, España tomará decisiones unilaterales sobre el asunto, es del todo intolerable, y espero que sea amonestado y rectificado por nuestros socios europeos, y su llamamiento para que Israel cumpla con sus obligaciones en materia de derecho internacional, suena casi a una broma pesada, si no fuera tan trágica la historia y la situación del pueblo de Israel, actual e histórica.

 

“España tiene una gran deuda histórica con nuestros conciudadanos judíos, desde su expulsión en 1492. No hemos aprendido nada”.

 

Sus socios de gobierno no sorprenden con sus argumentos y posiciones, es un partido de extrema izquierda y comunista, pero el partido Socialista Obrero Español, fundado en 1879 y de ideología socialdemócrata, con años de gobierno en España, no puede actuar como los de Sumar y Podemos, dos partidos surgidos de grupos activistas y antisistema.

Espero que se reconduzca esta crisis diplomática y volvamos a las buenas relaciones con Israel, un país demócrata,  al que los españoles consideramos un gran y buen amigo, (la única democracia de Oriente Medio), representante de los valores humanos mas altos e importantes, ejemplo de resiliencia y superación, que a lo largo de su historia solo han aportado progreso y cultura para todo el mundo en general.

En mis varios viajes a Israel, he podido constatar en primera persona, la convivencia pacifica de tres culturas muy distintas y un gran respeto por los derechos humanos. Tengo la sensación de que el Presidente Sánchez, “habla de oídas”, y eso en un presidente de gobierno es muy peligroso e inaceptable del todo.

No, Sr. Sánchez, así no, no en el nombre de España.

________________________________________________________________________________
Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈