El jefe del Mossad, David Barnea, se encuentra en Catar para reunirse con el director de la CIA, William Burns, y altos funcionarios cataríes, en medio de los esfuerzos para liberar a los rehenes retenidos por Hamás y otros grupos terroristas, informó The Times of Israel.

Según los informes, Burns tiene previsto reunirse con Barnea y el primer ministro de Catar, Mohammed bin Abdulrahman al-Thani.

Desde el principio de la guerra, Barnea ha realizado tres viajes a Catar y el pasado sábado recibió a una delegación de altos funcionarios cataríes en Israel. El país árabe tiene lazos cercanos a Hamás y funge como mediador para la liberación de los rehenes retenidos en Gaza.

La visita se produce tras una extensión de dos días de la tregua inicial de cuatro días para permitir la liberación de al menos 20 rehenes más.

Las conversaciones se centran en garantizar la liberación de 20 rehenes adicionales y posiblemente ampliar la tregua temporal para garantizar la liberación de todas las mujeres y niños retenidos por los grupos terroristas en Gaza.

El gobierno israelí aprobó el lunes los nombres de 50 presas adicionales cuya liberación podría considerarse si Hamás libera a otros 20 rehenes en los próximos días.

En los primeros cuatro días de la tregua, Hamás liberó a un total de 30 menores y 20 mujeres, 10 de ellas madres de niños liberados, así como a Ron Krivoi, con doble nacionalidad rusa-israelí como gesto hacia Moscú, y a 18 trabajadores extranjeros. 17 tailandeses y un filipino fueron liberados como parte de un acuerdo independiente negociado por Irán.

El segundo motivo del viaje de Barnea es sentar las bases para futuros acuerdos que podrían incluir a rehenes que no están incluidos en el acuerdo actual, hombres y posiblemente soldados.

Catar es un canal de comunicación crucial con Hamás, ya que alberga la oficina política del grupo terrorista y es la residencia principal de su líder autoexiliado Ismail Haniyeh, así como de su exlíder Khaled Mashaal. El país es uno de los principales patrocinadores de Hamás y transfiere cientos de millones de dólares al grupo terrorista anualmente.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Catar, Majed Al-Ansari, indicó el martes que las negociaciones para la liberación de los soldados mantenidos como rehenes por Hamás podrían comenzar después de que se liberen los rehenes civiles.

En una conferencia de prensa, Al-Ansari dijo: “La prioridad actual es la liberación de rehenes civiles, mujeres y niños. Luego llegará el turno de los militares”.

Destacando el papel de Catar junto a Egipto en la mediación por la liberación de los secuestrados, Al-Ansari agregó que su país no puede confirmar la liberación de ningún rehén israelí adicional más allá de los 20 programados para ser liberados en dos grupos de 10 el martes y miércoles, según los términos de la extensión adicional de la tregua acordada por las partes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío