Hamás publicó este jueves un video en el que aparece Yarden Bibas, el esposo de Shiri y padre de los niños Ariel y Kfir, a los que Hamás ha dado por muertos.

En el video, aparentemente coercionado, Bibas, al que se le ve visiblemente afectado y casi llorando, reclama al primer ministro Benjamín Netanyahu por la supuesta muerte de su esposa e hijos.

Yarden en seguida pide a Israel que acepte la devolución de los cuerpos de su esposa e hijos para que sean enterrados en el país.

Hamás alegó que ofreció a Israel entregar los cuerpos de Shiri y los dos niños, pero que Jerusalén se negó a recibirlos.

No obstante, dijo el grupo terrorista, las negociaciones continúan.

El grupo terrorista alegó esta semana que Shiri y los pequeños murieron por un ataque aéreo israelí, sin ofrecer pruebas.

El ejército israelí tomó cartas en el asunto y dijo estar indagando a cabalidad la información, aunque no ha confirmado si los 3 están vivos o muertos.

Tras la publicación del video, el vocero de las FDI enfatizó que no hay aún una verificación de la supuesta muerte de Shiri y sus hijos.

Según el Canal 12, Israel trató de convencer a Hamás para liberar a Yarden Bibas, pero esto fracasó.

Se cree que Yarden fue secuestrado y retenido desde el 7 de octubre aparte de su esposa e hijos.

Ariel y Kfir Bibas, junto con los hermanos Aisha y Bilal Ziyadne, son los últimos menores de edad que siguen en manos de Hamás.

La casi totalidad de los menores de edad fueron liberados a lo largo de la última semana.

¿Quiénes son los Bibas?

En la mañana del 7 de octubre, Yarden Bibas, de 34 años, enviaba mensajes de texto continuamente a su hermana Ofri, contándole lo que estaba sucediendo en el Kibutz Nir Oz, donde vive con su esposa, Shiri, de 32 años, y sus dos hijos, Ariel, de 4 y Kfir, de 10 meses.

“A las 6:30 am escribió sobre los cohetes”, dijo Ofri en una entrevista con Kan.

Yarden escribió sobre los terroristas que entraron al Kibutz y luego escribió: “‘Carajo’”, dijo Ofri.

Le envió un mensaje de texto a su hermana diciéndole que había combates terribles y una presión intensa para tratar de contener la ola de terroristas de Hamás que entraron en Nir Oz.

Los terroristas terminaron cometiendo una masacre brutal, en la que unos 180 de los 400 residentes del Kibutz fueron asesinados o secuestrados.

Le dijo a su hermana que sus hijos pequeños no sabían quedarse callados y le dijo que parecía el final.

Yarden les escribió a su hermana y a sus padres: “Los amo”.

A las 9:45 am, escribió: “Están dentro”.

Unas dos horas más tarde, la familia vio circular un vídeo de Shiri, sosteniendo a ambos niños en sus brazos, con una expresión de terror en su rostro mientras estaba rodeada de terroristas, sus niños frente a su pecho y una manta cubriéndolos.

Yarden, su marido, no aparece en ninguno de los videos.

Tampoco lo son los padres de ShiriMargit Silberman Shnaider y su esposo Yosi Silberman, quienes también vivían en Nir Oz y se daban por desaparecidos, pero cuyos cuerpos fueron identificados semanas después.

Yosi tenía ciudadanía argentina y Margit peruana.

Finalmente, la familia Bibas encontró un vídeo de Yarden, herido con sangre alrededor de la cabeza, rodeado de terroristas.

“Está muerto en vida”, dijo otro miembro de la familia.

Kfir, que ahora tiene 10 meses, es el más joven de los rehenes israelíes en Gaza.

Según Ofri, los Bibas estaban planeando dejar Nir Oz. Estaban cansados de sentir miedo todo el tiempo, de la proximidad a Gaza y de los cohetes. Buscaban una casa en los Altos del Golán.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío